sábado, 16 de abril de 2016

ANTÍFONAS Y CÁNTICOS A SANTA MARíA DE LA ESTRELLA

Las tradiciones tienen el sentido de mantener un camino hacia una verdad histórica; el mantenimiento de algo de forma fiel y acrítica.
Si se modifican, se adaptan, se les añade, etc… no sucede nada más, que se conforma algo nuevo.
Si hablamos de la tradición de Santa María de la Estrella en el Estado de Santisteban del Puerto, encontramos dos oraciones en su manifestación más genuina, la de antífonas o cánticos sencillos.
La primera que se cantó en momentos muy precisos, siempre, fue la Salve Regina o Salve.
En la fotografía momento en la cruz “de termino”, (1) en el paraje de Las Peñuelas de Las Navas de San Juan.

Rezo de la Salve en la Cruz. Navas de San Juan

Dios te Salve, Reina y Madre de Misericordia,
vida, dulzura y esperanza nuestra, Dios te Salve.
A ti clamamos los desterrados hijos de Eva.
A ti suspiramos gimiendo y llorando en este valle de lágrimas.
Ea pues, Señora abogada nuestra,
vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos;
y después de este destierro,
muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre.
Oh clemente, oh piadosa, oh dulce Virgen María.
Ruega por nosotros Santa Madre de Dios.
Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo.
Amén.


Santisteban anocheciendo, como cuando 
retornaban de la Ermita de la Estrella

La segunda y quizá más desconocida es la que cantaban los hermanos, clero de los prioratos de Santa María del Collado y de San Esteban Protomártir, frailes del Convento y Monasterio de San Francisco y los devotos en general de Santa María de la Estrella de la Villa de Santisteban del Puerto, cuando el 8 de septiembre retornaban de dar su fiesta en la Ermita del Calar de la Estrella.
A partir de un descanso en la desaparecida Ermita de San Sebastián de Santisteban del Puerto hacían “un alto en la cima de la calle del Pozo de Santisteban y desde allí Clero y Cofrades con cirios encendidos y entonando los cantos y oraciones del Magnificat (2) entraban en Santa María del Collado, terminando cantando la Salve dentro del Templo" (3).

Magnificat anima mea Dominum,
et exultavit spiritus meus in Deo salutari meo,
quia respexit humilitatem ancillae suae.
Ecce enim ex hoc beatam me dicent
omnes generationes, quia fecit mihi magna
qui potens est, et sanctum nomen eius,
et misericordia eius
ad progenie in progenies timentibus eum.
Fecit potentiam in brachio suo,
dispersit superbos mente cordis sui,
deposuit potentes de sede,
et exaltavit humiles,
esurientes implevit bonis,
et divites dimisit inanes.
Suscepit Israel puerum suum
recordatus misericordiae suae,
sicut locutus est
ad patres nostros
Abraham et semini eius in saecula.


 Fiesta de la Virgen de la Estrella

Por derecho propio, el pueblo de Las Navas de San Juan dulcificó los cánticos de las fiestas sincréticas de Los Mayos en plegarias que los devotos elevaban a su Virgen de la Estrella.
De hecho, Los Mayos, cierran la fiesta litúrgica dentro de la propia celebración. Con el clero celebrante presente. 

¿A quién le echaré por Mayo,
por Mayo y por esposa?:
a la Virgen de la Estrella,
que su cara es una rosa.

Es la Virgen de la Estrella
la que más altares tiene,
porque no hay ningún navero
que en su pecho no la llave.

¿Quién ha de ser el galán,
que del ramo coge flores?
Es Jesús de Nazareno
que muere por sus amores.

El primer día de mayo
es de rango y alegría,
porque sale nuestra Madre,
la Reina de Andalucía.

El que pase por tu ermita
y no te rece una Salve,
ni es cristiano, ni andaluz,
ni es española su sangre.

Del trigo sale la harina,
y de la harina la flor;
y de la flor de la harina
sale un Divino Señor
para la Hostia Divina.

Abrid las puertas del templo
que pase la Inmaculada,
nuestra Madre de la Estrella
Y Patrona de las Navas.

Le habéis cantado a la Madre
y al Hijo os lo dejáis;
el mejor ramo de flores,
mira que bien lo miráis.

La despedida te echo,
 la que echan los marineros,
 con el sombrero en la mano
 quédate con Dios, Lucero.

-------------------------
Fotografía de Lucía Carbonera, por cortesía de Manuel Zapata Parrilla.
Fotografía de Santisteban del Puerto, de Angel López Vela.
Fotografía de la Fiesta de la Virgen de la Estrella. De Manuel Valenzuela Díaz; Portal "El Chiringote". Por cortesía de su editor, Pedro Hermosilla Pineda. 

(1) Cruz “de término”, trasladada a su ubicación actual en 1903. Anteriormente estuvo en el abrevadero que constituía lo que hoy es el principio de la Calle de la Cruz de Las Navas de San Juan.
(2) Oración basada en unas palabras que María dirigió a Dios en una visita a su prima Isabel.
(3) Marcial Medina Berzosa.