domingo, 14 de diciembre de 2014

Enterramientos de Gabriel Sagra II


Castillo y Villa de Castielfabib
© Alberto Julbe, para wikipedia.

La edad media española es la historia de un anhelo. El ferviente deseo de recuperar ese basto espacio geopolítico que se creó, ya como una potente unidad, como provincia de Roma – Hispania - y que se consolidó suavemente mediante las distintas migraciones germánicas.

Desconcertantemente el despropósito gótico lo aprovecha el Califato de Damasco que en poco tiempo llega a Toledo. La España omeya. Al Andalus.

A la altura del siglo doce los reinos del norte prosiguen en su empeño y así encontramos a una de las familias (que es protagonista en Gabriel Sagra) paradigma de lo que luego se dio en llamar en la historiografía la Reconquista. Los Açagra –Azagra, Çagra o Sagra, castellanizado-.

No faltan los motivos de hallarlos en las Andalucías.

Ya en 1.147 el navarro Rodrigo de Açagra, Señor de Estella y Valtierra entra en la almorávide Baeça (Baeza, Jaén) para su Rey y Señor Don García Ramírez, Rey de Navarra. Fue recompensado con las villas de Alcanandre y Aradón, que donara posteriormente a la Orden del Temple.

Luego vendría su descendencia por tierras aragonesas y el enigmático Señorío de Albarracín, 1.157. Pedro Ruiz de Açagra, vasallo de Santa Maria de Albarracín, sin más Imperio ni Rey en la faz de la tierra.

Navarra, Aragón y el imponente Reino de Valencia.

Y a Valencia entra Aragón por nuestro Castielfabib. Un extraño enclave entre Castilla, Albarracín y Aragón.

Siglos después a mediados del quince encontramos a nuestro Gabriel Sagra (Gabriel Açagra o Çagra) Trinxant de casa de la Reina, Caballero del Reino de Valencia y Camarero Mayor detentando el Alcaydiazgo de Castelfabib.

De Gabriel Çagra hemos abierto no pocas líneas de acercamiento. Hoy recurrimos a esa que emprendimos en el post “Enterramientos de Gabriel Sagra”.


http://gabrielsagra.blogspot.com.es/2011/12/enterramientos-de-gabriel-sagra.html 

Sabemos que Gabriel Çagra fue sepultado en el Castillo de Castielfabib.

A propósito de nuestras indagaciones el eminente arqueólogo e historiador Bruno Rives Calbet nos dedico este delicioso informe:

“ Realizadas dos intervenciones arqueológicas bastante amplias en el castillo de Castielfabib en 2011 y 2012, centradas en desescombrar el recinto superior. La memoria está a punto de finalizarse.

La bibliografía acerca del castillo es escasa por ahora, y en algunos casos contradictoria. Castielfabib se halla en la comarca de Ademuz y fue el primer pueblo conquistado por los cristianos en la ofensiva sobre Valencia, treinta años antes de los que Jaime I narra en el Llibre dels fets. Pese a ello, apenas hay estudios. En el mapa se ve que está en pleno territorio castellano y aragonés, como una isla, y es una comarca "extraña" dentro del ámbito valenciano.

Viendo las imágenes del castillo, se comprueba que es una ruina.

En las primeras guerras carlistas, es ocupado y reedificado (o modificado) en parte por los carlistas y en 1839, tras la rendición de éstos, las tropas cristinas lo dinamitan para evitar que vuelva a ser tomado. Todo ese derrumbe, o gran parte de él, fue lo que se retiró en esas campañas arqueológicas, y se efectuaron algunos sondeos puntuales.

Pero no podría decir que se conoce bien la secuencia estratigráfica del castillo, ni mucho menos. No hay restos de enterramientos en el castillo (pero no se pueden descartar, insisto, sólo se retiró el derrumbe provocado en 1839). Sí hay enterramientos abundantes en la cercana iglesia-fortaleza, muchos de ellos enterramientos infantiles momificados descubiertos en una intervención de 2006 que también efectué yo. Las cronologías aún no están bien establecidas, pero apuntan a mediados del siglo XVI o inicios del XVII. Hubo un cementerio anexo a la iglesia, del que no creo que se conserve nada ya.

En el siglo XIV, hacia 1360, estallan la Guerra de los Pedros (Castilla contra Aragón) y el castillo es tomado por tropas castellanas y posteriormente reconquistado. En estos combates participaron tropas navarras y debieron de quedarse por la zona, porque es común el apellido Esparza por allí. Sagra.

Desde luego, el siglo XV es algo más tranquilo que el XIV en estas tierras, y sí sabemos que por aquellas fechas el castillo está técnicamente en ruinas. Otra dificultad añadida es que existen DOS castillos o como mínimo otra fortificación poderosa en Castielfabib. De esta segunda fortificación no hay datos en absoluto, y también está en ruinas.


Mi opinión es que se construye en el siglo XIII o principios del XIV al mismo tiempo que se amuralla la villa. Los documentos que menciono hablan de ruina y exigencia de obras en la torre celoquia del castillo, aunque es difícil precisar por ahora de cuál fortificación se trata.” 

Bruno Rives Calbet de CAVEA, INTERVENCIÓN Y GESTIÓN DEL PATRIMONIO CULTURAL.

lunes, 1 de diciembre de 2014



____________________________________
© Fotografía de autor desconocido. Reproducción divulgativa.

jueves, 13 de noviembre de 2014

20 de Abril de 1.884: El recuerdo al sabio profesor Don Narciso Hebrard y el dulce embeleso hacia su hija Matilde. Por Francisco Carrasco de la Sagra. III.


Salón Amarillo de la RANF de Madrid.
© Fotografía: Real Academia Nacional de Farmacia. Madrid.

Publicamos una tercera entrega de la transcripción que hemos llevado a cabo, no sin dificultad, del delicioso discurso de FRANCISCO Carrasco de la Sagra (nieto de Gabriel Sagra Morante, Navas de San Juan 12/04/1.856- Trebujena, 31/12/1.925. Farmacéutico en Las Navas, Arquillos y Trebujena) en la Real Academia Nacional de Farmacia.
Remarcamos la dificultad en la transcripción pues nos encontramos ante un documento escrito de puño y letra de Don Francisco con una letra dificil de leer y sin duda curtida , ya a la altura de 1.884, en años de trabajo.
En este extracto nos adentramos en la vida académica de su padre político y maestro Don Narciso Hebrard (el que fuera farmacéutico de Las Navas de San Juan), madrileño de Valdemoro, y, como no, nos deleita con esos momentos azarosos y verdaderamente insólitos del Sr. Hebrard.

…/…


pital? y pudieran extender sus operaciones hasta el punto de contratar con el Ayuntamiento el servicio de conducción de materiales para las obras públicas y acarreo de los escombros a las afueras, con lo que llegaron a crearse muy buenas relaciones una posición bastante desahogada, que les permitió atender holgadamente a la educación de nuestro biografiado, quien desde las primeras letras revelos decidido afición al estudio y daba notorias señales de poseer dotes nada comunes de una inteligencia privilegiada.
A los 12 años empezó (el Sr. Hebrar) sus estudios de filosofía en los escolapios de S. Antonio, donde se distinguió notablemente en todos las asignaturas y con especialidad en el latín y las matemáticas, a las cuales se manifestaba realmente inclinado, viendo premiada su aplicación con el titulo de Bachiller en Artes que obtuvo en 25 de Octubre de 1841.


Colegio de S. Fernando, donde continuo sus estudios con gran aprovechamiento, obteniendo honrosas calificaciones como lo acreditan los cuadros de censuras? Que se daban entonces, impresos al terminar cada curso, donde consta que el Sr. Hebrar alcanzó, desde el primer año, que era la Historia Natural, la nota de bueno, igualmente que Olórga y otras más, pero sin que ninguno la consiguiera mejor. De los años siguientes no tengo datos pero es de creer que, si no obtuvo superior calificación, cuando menos conseguiría la que mereció desde el primer año.
El 28 de Noviembre de 1845 recibió el titulo de Bachiller en farmacia, cuando no tenia mas que 21 años, edad que no le permitía, según las disposiciones legales ejercer en aquella época, alcanzar el de Licenciado que solo se concedía a los candidatos de 22 años, y únicamente era lícito sufrir la prueba en reválida, pero mediante solicitud, informe, y concesión de la Reina, sin que a pesar de todo esto se expidiera el diploma correspondiente, hasta cumplida por el interesado la edad ya in- 


dicada.
Puede preciso, pues, al Sr. Hebrar esperar que el tiempo con su rodar incesante, le colocara en aptitud legal de obtener el titulo de licenciado en Farmacia, y entre tanto repaso las ciencias naturales, principalmente la Botánica, a cuyo estudio manifestaba singular predilección, en lo que influyeron de una manera poderosa sin duda las sabias lecciones que, particularmente y en compañía de Galdo y Olorga, recibió del inolvidable Fallana?, quien le honraba con su amistad y le distinguió con marcadas muestras de deferencia y afecto. Por aquella razón quiso D. Nemesio, vistos las notables adelantos del Sr. Hebrar, predisponer el animo de este para su nombramiento, en tiempo oportuno, de regente en Botánica, título que entonces concedía a propuesta de los catedráticos, quienes determinaban los candidatos que a su elevado juicio, reunía bastante merecimientos para ello, los cuales llegaban a ocupar después, por análogo procedimiento, las vacantes que ocurrían en el profesorado, pasando más tarde, por

10º

virtud de los méritos contraídos a profesores numerarios y tengo entendido que aun existen algunos de aquellos llenando dignamente su importante cargo.
Aceptó por lo pronto el Sr. Hebrar estos espontáneos ofrecimientos, que tanto le honraban por la respetabilidad de la persona que los hacia y acaso no hubiera desistido ya se prestase a las nobles indicaciones de un querido maestro a pesar de ser contrarios al carácter y la modestia del discípulo si una circunstancia harto extraña y curiosa no viniera en aquella critica ocasión a imprimir nuevo y completamente distinto rumbo a la existencia de Sr. Hebrar, modificando también de una manera poderosa el que, sin esta contrariedad, hubiera sido entonces ya su natural y lógico destino.
Preocupados los cariñosos padres del Sr. Hebrar por la extremada debilidad física de este, nada extraña en su edad y menos en el puesto que era consecuencia indeclinable de su constitución y su temperamento esencialmente nervioso, pero que ellos, en su pasión 
, atribuían a perseverante estudio de su adorado

11

hijo, razón por la cual se prometían que nunca ejercerá profesión ni cargo alguno cuyo desempeño exigiera trabajos mentales de consideración, ya que su posición le s bastaba a proporcionarle una vida cómoda y hasta regalada, porque no sería más que otro hermano, preocupados, repito, por tan absurda idea, y, a la vez que influían en el animo de su hijo para que abandonase sus estudios, determinaron consultar sobre la causa de su supuesta flaqueza con su médico, y, practicado por este el reconocimiento del joven Hebrar, vino a justificar la infundada alarma de sus padres diciéndoles con imprudente ligereza y por una mala apreciación, más ligera aun, que padecía un aneurisma de la aorta abdominal y que podían privarle de que estudiara o permitírselo porque de todos modos sus días eran bien contados.
Este dictamen tan determinante y desconsolador que fue también indebidamente oído por el mismo interesado, oculto con cautela en sitio a propósito sin que los demás pudieran apercibirse produjo su efecto. Sus afligidos padres se entregaron al

12

sentimiento más cruel y esperaban con cristiana resignación, pero con dolor profundo a la vez que triste y próxima muerte de su desventurado hijo, aunque reservándose sigilosamente de el por suponerle ignorante de todo. El Sr. Hebrar por el contrario aguardaba con valor verdaderamente estoico que viniera por el la muerte, esa traidora y ¿? fantasma que nadie ha desenmascarado aun, cuyo recóndito secreto nadie ha podido arrancarle tampoco y que escasos hombres de ciencia has sido osados a ejercitarlo todavía con valor y libres de supersticiosas preocupaciones.
Tomando por verdad el Sr. Hebrar, como no podía menos aquel terrible pronóstico y convencido su espíritu valiente de que pronto emigraría a ignoradas regiones donde nadie sabe la suerte que le espera, no quiso abandonar este valle de lagrimas sin dejar en el huellas de su paso y participar de ¿? de agradables emociones ya que la fortuna estaba de su parte en este punto, y, dejando a un lado sus estudios y sus afi-

13

ciones al trabajo, dio rienda suelta a las pasiones y satisfizo todas las voluptuosas exigencias de que es capaz la naturaleza humana entregándose por completo al placer, todo con el deliberado propósito de que la implacable muerte le sorprendiera alegremente entretenido.
Pero pasaba el tiempo y la muerte no se atrevía a consumar el crimen de aquel divorcio entre el alma y el cuerpo del Sr. Hebrar, según la demanda que tenia entablaba por medio de un pobre médico y tuvo que mandarla retirar avergonzada tal vez de haber intentado alterar injustamente la armonía de aquel perfecto organismo cuyas partes funcionaban con toda regularidad y sin rebelión ni protesta contra la gran fuerza motriz que las tenia en continuo movimiento y a la que prestaban de buen grado la más incondicional obediencia.
Cumplido con harto exceso el termino del cumplimiento que le pusiera el doctor y no sintiéndose molestado ni resentida su salud en lo más mínimo, comprendió el Sr. Hebrar que aquel

14

habría sido un feliz mensajero de la muerte o que esta había capitulado ya con el, vista su resuelta actitud y como por otra parte estaba más que satisfecho de su vida de holgazán y calavera, teniendo ya la edad legal obtuvo el título de Licenciado el 8 de Abril de 1847. Arrepentido de sus extraño pasado al recobrar, con la convicción de que no había tal peligro para su vida, la dulce calma que perdió en mal hora, solo pensó ya en reparar sus inocentes errores y en ser útil a su familia y a la sociedad.
Su Valdemoro, donde sus padres tenían grandes afecciones por consejo y aun insistencias de los mismos y sin que el Sr. Hebrar haya sabido nunca la verdadera razón del empeño de aquellos, aunque lo relacionaba con su supuesta enfermedad, contrajo matrimonio con la distinguida joven Dª Ambrosia Maestre, hija del reputado médico D, Leonardo, que ejercía su profesión en el mismo pueblo de su esposa Dª Maria Carrasco.
…/…

sábado, 11 de octubre de 2014

Luis Sagra Cátedra, Compadre en la Mayordomía de 1.914


Santisteban del Puerto.- Mayordomía de 1.914 - 1.915. Uno de los compadres es Luis Sagra Cátedra, ganadero. Su esposa fue Adela Vela Navarro. 

---------------------------------------------------
Detalle de un artículo firmado por Mariano Sanjuán Moreno el 24 de Enero de 1.915 para la revista del añorado Alfredo Cazabán, © Don Lope de Sosa.

miércoles, 24 de septiembre de 2014

Palacio de la Casa Ducal de Santisteban; Los designios del Patrimonio.

Gabriel CARRASCO HURTADO

Siempre se escuchó como tópico eso de “la historia se repite”. Esto, que puede ser una frase hecha, incluso facilona, nos deriva en una de las concepciones del tiempo para la historia, o de como se ha percibido. 

La historia se concibe como cíclica ya desde antiguo. Platón, escribe sobre el mito de la edad de oro, Agustín de Hipona sobre la razón natural de la existencia de Dios… 

El bien existe como consecuencia del mal y al contrario, cada régimen decae necesariamente en su corrupción. Después de cada edad de oro deviene la decadencia… 


Traemos hoy a colación todos estos conceptos del pensamiento para justificar –si es que se pudiera justificar- como a lo largo de los siglos la destrucción del patrimonio, en todas sus vertientes, ha sido una constante. O como el hombre lo ha visto como un mal en un momento determinado pero que no cabe duda que ocurrió porque tenía que ocurrir. 


El mítico Templo de Jerusalén construido por Salomón para albergar algo más que el arca de la alianza -probablemente la sabiduría del mundo antiguo- fue destruido por los babilonios. 


Herodes el grande, lo reconstruyó y lo amplió y Roma lo arrasó en el Sitio de Jerusalén. Hoy, de todo queda un muro lateral (el Muro de las Lamentaciones) bajo la explanada de las mezquitas del Monte del Templo. La ortodoxia hebrea declara que habrá un tercer templo al advenimiento del Mesías...

Salvando las distancias en nuestro Santisteban del Puerto, en el solar histórico de los Sagra, el Palacio de los Benavides –Condes y Duques de Santisteban del Puerto- sede también de sus poderosisima Administración de Santisteban del Puerto, no escapó a su suerte.


La Casa-Palacio de los Duques de Santisteban se edificó sobre un torreón del viejo recinto amurallado de la villa que bajaba del Castillo de San Esteban. Concretamente el torreón que vigilaba la Puerta del Llano. 





Palacio de los Duques de Santisteban.
 © Fotografia El Chinero. Patrimonio material.
 Inventario del Patrimonio Material de Santisteban del Puerto. Jacinto Mercado Pérez
© Fotografías (abajo) de autor desconocido.

























lunes, 11 de agosto de 2014

Matrimonio y posición social en Las Navas de San Juan. Ultimo tercio del XIX.





La historia, la ciencia histórica, nos adentra en nuestras sencillas investigaciones y nos ayuda a moldear esos pequeños bosquejos o pinceladas de la vida de una familia radicada casi inmemorialmente en el noreste del antiguo Reino de Jaén.

Es reciente el enfoque social de esta ciencia, la historia social, la microhistoria… Nacida de las corrientes socialistas entiende la historia como el producto social de la relaciones cotidianas.

Y atendiendo a esto, perfectamente incardinados en esas relaciones sociales y económicas, en el siglo diecinueve, es curioso encontrar como se concibe la institución del matrimonio (canónico, a más) como vehículo de conservación de ciertas relaciones o posiciones sociales, económicas, etc…

No hay mejor forma para mantenerse en el mismo sitio que no moverse, y así es como se repiten los matrimonios en los grados de consanguinidad mas directos.

Ciñéndonos estrictamente en lo que hemos dado en llamar los nietos de las Navas de nuestro  Gabriel Sagra Morante –Santisteban del Puerto 1.782/1.853- que eran dieciseis, así como los nietos de su consuegro Antonio Carrasco Mercado –Navas de San Juan 1.780/1.870- conocemos mas de veinte, primos hermanos entre si, lo podemos constatar.

Así era lógico que la familia también fuera origen de matrimonios y así continuar en las costumbres, las posiciones, los patrimonios…

Como quiera que en la época debía mediar, según el derecho canónico vigente entonces, dispensa del mismísimo Santo Padre de Roma al objeto de celebrar esos matrimonios, el Archivo Histórico Diocesano recoge con celo esos expedientes matrimoniales que viajaban a las chancillerías romanas y retornaban con la requerida autorizacon papal.

Algunos de ellos forman parte de una preciosa colección de pergaminos latinos que catalogó en 1.992 Juan Higueras Maldonado en su “Catálogo de pergaminos latinos en el Archivo Histórico Diocesano de Jaén”.
A continuación relacionamos algunos de ellos:

Parroquia de Navas de San Juan:
León XIII, en Roma a 7 de Marzo de 1.882 dispensa en 4º grado de consanguinidad a Juan José Siles Parrilla e Ignacia Gabriela Carrasco Megino.

Parroquia de Navas de San Juan:
León XIII, en Roma a 22 de Diciembre de 1.883 dispensa en 2º y 3er grado de consanguinidad a Lázaro Serapio Carrasco Megino e Ignacia Petra Carrasco Megino.

Parroquia de Navas de San Juan:
León XIII, en Roma a 13 de Abril de 1.892 dispensa en 3º y 4º grado de consanguinidad/afinidad a Antonio José Rodríguez Sánchez y Maria de los Dolores Carrasco Megino.

Parroquia de Navas de San Juan:
León XIII, en Roma a 13 de Junio de 1.889 dispensa en 3º grado de consanguinidad/afinidad a Norberto de la Santísima Trinidad Carrasco Megino y Isabel Simona Carrasco y Sánchez.

Parroquia de Navas de San Juan:
León XIII, en Roma a 13 de Noviembre  de 1.896 dispensa en 3º y 4º grado de consanguinidad/afinidad a Urbano Gregorio Carrasco y Megino y Leoncia Rodríguez y Sánchez.

Parroquia de Navas de San Juan:
León XIII, en Roma a 13 de Septiembre de 1.894 dispensa en 3º y 4º grado de consanguinidad/afinidad a Lázaro Francisco Carrasco y Muñiz y Antonia Ricarda Molino y Parrilla.

Parroquia de Navas de San Juan:
León XIII, en Roma a 20 de Noviembre de 1.878 dispensa en 2º grado de consanguinidad a Antonio José Carrasco y Parrilla y Maria del Rosario Carrasco Sagra.

Parroquia de Navas de San Juan:
León XIII, en Roma a 24 de Noviembre de 1.876 dispensa en 2º grado de afinidad a Eugenio Hebrard y Maestre y Maria de la Encarnación Carrasco Rodríguez.

Parroquia de Navas de San Juan:
León XIII, en Roma a 16 de Noviembre de 1.883 dispensa en 2º grado de consanguinidad a Diego José Carrasco Sánchez y Antonia Juana Carrasco Sagra.


Parroquia de Navas de San Juan:
León XIII, en Roma a 15 de Noviembre de 1.887 dispensa en 2º grado de consanguinidad a Antonio José Carrasco Sagra y Luisa Cleofás Carrasco Sagra (son primos hermanos de doble vinculo. Dos hermanos casados con dos hermanas. El de Juan Carrasco Siles y Pascuala Sagra Salido y ella de Juan José Carrasco Siles y Bernavela Sagra Salido).

Parroquia de Navas de San Juan:
Pío IX, en Roma a 23 de Junio de 1.871 dispensa en 2º grado de consanguinidad a Antonio José Sánchez Carrasco y Juliana Josefa Carrasco Sagra.

Parroquia de Navas de San Juan:
León XIII, en Roma a 8 de Enero de 1.879 dispensa en 2º y 3er grado de consanguinidad a Manuel Maria Carrasco Tera y Isabel Maria Moreno Tera.





viernes, 25 de julio de 2014

Cinco aspectos materiales e inmateriales del viejo San Esteban del Puerto unidos indeleblemente por la historia.

" ¡Qué hemos vivido juntos desde la noche
 de los siglos, no se puede discutir¡
 ¡Qué hemos guerreado, llorado y rezado juntos,
 es tan cierto como que el Sol alumbra¡."
 Francisco Armijo Higueras.
 Anuario “Collado de Nuestra Señora”
 Cofradía de la Santísima Virgen del Collado.




Maria Santísima del Collado. Patrona de Santisteban del Puerto. Imagen actual. La antigua se perdió en la Guerra Civil española de 1.936.

© Fotografía www.santisteban.eu.



María Santísima de la Estrella. Patrona de Las Navas de San Juan (antes Las Navas o Las Navas de San Esteban).
 © Fotografía de Manuel Valenzuela Díaz-Torrealver. Portal El Chiringote http://chiringote.mforos.com



Camarín de la Virgen y retablo con el Colegio apostólico, en el interior de la Iglesia de Santa Maria en Santisteban del Puerto. 
Durante siglos residencio la veneración de las dos advocaciones de la virgen-la del Collado y la de la Estrella- bajo una misma Cofradía.
© Foto Navarrete. Santisteban del Puerto.  




Ermita y Santuario de Nuestra Señora de la Estrella en Navas de San Juan.
Ya en el Sínodo Diocesano de 1.511 aparece explícitamente en sus relaciones
© Fotografía de Manuel Valenzuela Díaz-Torrealver. Portal El Chiringote http://chiringote.mforos.com




Ermita del Exido del Santisteban del Puerto. Esta ermita se erigió en el mismo lugar donde un labrador encontró a la virgen bajo una campana en 1.232. 
© gabrielsagra.blogspot.com
              

Desde un primer momento pusimos el Templo o la Parroquial de Santa Maria, en Santisteban del Puerto, como centro de todo. Por interés artístico, por interés documental.

Santa María del Collado o la Mayor fue la feligresía de Gabriel Sagra Morante –Santisteban del Puerto 1.782/1.853- donde fue Bautizado el 14 de Julio de 1.782. También la de su padre Juan Tadeo Sagra Ruiz, nacido hacia 1.750 y, a más, la de su abuelo Miguel Sánchez Sagra o Miguel Sagra Torres, nacido hacia 1.710.

Con la vida de nuestro Gabriel Sagra termina la historia de la Parroquia. El templo más importante del viejo Condado pasa a ser un reducto vivo de un pasado de más de quinientos años. Hacia 1.860 la parroquial de San Esteban Protomártir se anexiona la antigua feligresía de Santa María del Collado.

La antigua feligresía y collación de Santa Maria comprendía las calles de la Plaza, de Poblaciones, Puerta Nueva, Cárcel Vieja, Toledillo, Llana y la de Los Guzmanes. O sea el milenario barrio de la Farrabullana, ensanche en el siglo octavo del viejo oppidum.

Al capitular las antiguas Sant Esteuan y Eznatorafe (actuales Santisteban del Puerto e Iznatoraf) para el Reino castellano en el sigo XIII, Santisteban se conforma como cabeza de Arciprestazgo en la restaurada diócesis de Baeza-Jaén.

Desde entonces consideramos esencial -además de la atención por el Templo o Iglesia parroquial de Santa María (en San Esteuan del Puerto)- el conocimiento de otros aspectos materiales e inmateriales propios de Santisteban del Puerto y su antiguo termino. A saber:

- Culto y devoción a la Virgen del Collado, Santa María del Collado, Patrona de la Villa de Santiesteban del Puerto.

- Culto y devoción a la Virgen de la Estrella, Santa María de la Estrella, Patrona de Las Navas de San Juan (antiguo lugar de Las Navas de San Esteban o Las Navas en el termino de Santisteban del Puerto).

- Ermita de Santa María del Exido, en Santisteban del Puerto (extramuros).

- Ermita de Santa Maria de la Estrella, en Las Navas de San Esteban (actual Navas de San Juan). A 5 kilómetros de Las Navas y 21 de Santisteban del Puerto.

Aunque aparentemente hablamos de realidades que con el devenir del tiempo han quedado diferenciadas, hay múltiples razones para considerarlas unidas.

jueves, 3 de julio de 2014

Joaquín de la Sagra y Periz. Filántropo, jurista, político y masón. Hijo de Santistebeño y prohombre del Uruguay.


Hospital de La Caridad de Montevideo (actual Hospital Maciel).
 Construcción que inspiró Joaquín de La Sagra en 1821. El centro hospitalario
 es en la actualidad uno de los mejores del Uruguay y pertenece a la
Administración de los Servicios de Salud del Estado de la
República Oriental del Uruguay.


Gabriel CARRASCO HURTADO



El Tiempo Atávico mas allá del viejo oppidum de San Esteban... 

Hasta el siglo octavo de nuestra era este pequeño enclave en el noreste del sur de España, la villa actual de Santisteban del Puerto, permanecía vigilante en lo alto de una pequeña colina fortificada. Probablemente antes de los íberos.

La vieja Ilucia se desbordó a las faldas del cerro y hacia el valle formado por los míticos promontorios santistebeños: San Marcos, la Guaria y el propio oppidum.

Los Sagra, las personas, siguen un mismo discurrir en el tiempo y, como no, en el espacio.
Todavía no hemos podido saber por qué Don Lorenzo Miguel Martínez de la Sagra o Lorenzo Sagra, San Esteban del Puerto -Santisteban del Puerto-, 7 de mayo de 1.741, lo encontramos, décadas después más que integrado en la vida comercial y política de La Coruña.

Allí comerció con las Indias y desempeñó oficios públicos en la ciudad: Maestro Racionero de Baixeles de S. M., miembro del Real Consulado de La Coruña, Síndico Personero del Ayuntamiento de La Coruña…

Lorenzo se caso con Antonia Rodríguez Periz y tuvieron cinco hijos, entre ellos el gran Ramón la Sagra y Joaquín, bautizado como JOAQUIN MARÍA JOSÉ DIONISIO FRANCISCO BORJA DE LA SAGRA el 17 de Agosto de 1784 en la Parroquia de San Nicolás de La Coruña. Frente al domicilio familiar, el numero 17 de la calle San Nicolás.

Con aproximadamente dieciséis años emigra al Uruguay, ciudadanía que adoptaría después de 1.828, cuando recobró el país su independencia.

Muy pronto se introduce en los círculos masónicos del Uruguay. Llega a Maestro de la logia "Perfeita Amizade”. En 1.827 pertenece también a "Les Amis de la Patrie".

Fue miembro y refundador , allá por 1.818, del Hospital de Caridad y Casa de expósitos de Montevideo del que casi durante cuarenta años fue su verdadera alma.

En 1.821 ya era Secretario de la Hermandad de Caridad. En la época de la rehabilitación del viejo Hospital.
También fue el creador de la Imprenta de la Caridad.
Fue, además, miembro de la Comisión de las Casas de Comedia.
Siendo Escribano de Cámara de Carlos Federico Lecor se le otorgó el Título de Leyes llegando a ser camarista Decano del Tribunal Superior de Apelaciones (1830-1838), Secretario de la Asamblea General Constituyente (1828) y Senador (1839-1842). Votó la ley de emancipación de esclavos.
Fue miembro del Consejo de Estado y luego de la Asamblea de Notables.
Contribuyó a la independencia del Uruguay.
Durante el sitio grande de Montevideo presto importantes servicios al gobierno de la defensa: creo un cuerpo de voluntarios denominado 'unión' que fue puesto bajo sus ordenes con el grado de coronel.
Falleció en el Uruguay en 1.851.
Casó con Agustina Zufriategui Mas de Ayala. Fueron padres de Ramona y Josefa Inés de la Sagra Zufriategui.
Su yerno fue el gran médico Bartolomé Odicini.

viernes, 23 de mayo de 2014

Los Carrasco de la Sagra, la Virgen de la Estrella de Las Navas y los papeles de Santa María del Collado.

Gabriel CARRASCO HURTADO




Don Francisco Carrasco de la Sagra


© Por cortesía de Jesús MARTEL VILLAGRÁN

Hacia 1.893 Luisa, Gabriel, Antonio y Francisco Carrasco Sagra (hijos de la santistebeña Pascuala Sagra Salido, nietos de nuestro Gabriel Sagra Morante –Santisteban del Puerto 1.782-1.853-, nacidos, ya en Las Navas de San Juan en, respectivamente 1.836, 1.839, 1.845 y 1.856) empiezan a usar el apellido materno distinguiéndolo con un “de la” delante, inédito hasta entonces en la cuantiosa documentación que hemos podido manejar.
Incluso desde ese preciso año de 1.893, en documentos públicos, ante los escribanos de la época, usan el “de la Sagra”. Así, de un año para otro.
Un dilema pues- por generaciones- siempre había sido usado el apellido Sagra a secas. Todo lo más añadiéndole la “y”, de rigor, entre los apellidos.
A mayor abundamiento, incluso a día de hoy, en el Cementerio Municipal de Las Navas de San Juan, donde yacen algunos de los referidos hermanos podemos leer con toda claridad la preponderancia del apellido Sagra precedido del “de la”.
Por supuesto no iban mal encaminados, de eso no nos cabe la menor duda. Todos los indicios apuntan a que sabían lo que hacían con conocimiento perfecto de las fuentes. Nosotros, humildemente, en anteriores post hemos dado alguna que otra pincelada al respecto. 
Hoy traemos una vinculación, podríamos llamar, documental que probablemente los hermanos Carrasco de la Sagra no pasarán por alto.



Santisteban del Puerto. Bajo el Cerro del Castillo 
la parroquial de Santa María del Collado.
Autor desconocido.




Calle de La Estrella. Casco antiguo de Santisteban del Puerto.
 Casco histórico a las faldas de Fraila, el Cerro de San Marcos.
© Archivo fotográfico de El Tiempo Atávico.




Santa María del Collado. Patrona de Santisteban del Puerto.
Autor desconocido. 



Nuestra Señora de la Estrella, Patrona de Las Navas de San Juan, 
en su camarín de su Ermita. LLano de la Estrella.
© Manuel Valenzuela Díaz-Torrealver. 
Portal El Chiringote www.chiringote.mforos.com; Pedro Hermosilla Pineda.

 Aunque las relaciones entre los pueblos vecinos de Las Navas de San Juan y Santisteban del Puerto no fueron un ejemplo de armonía ya desde la edad media (señorío jurisdiccional, dependencia municipal/eclesial, agravios, conflictos históricos, …) quedaron en Santisteban del Puerto no pocas claves.
Estamos seguros que para los Carrasco de la Sagra fueron de total interés. 
Mucho les unía a Santisteban. A la Farrabullana, la calle de sus abuelos. A la Parroquial de Santa María, donde bautizaron a su madre, sus abuelos, sus bisabuelos… donde se casaron Juan Carrasco Siles (su padre y Alcalde de Las Navas en 1.848) y Pascuala Sagra Salido (su madre santistebeña)…

 Pues bien, es la parroquial de Santa Maria del Collado donde desde siglos se rigió el culto a la Virgen de la Estrella de Las Navas de San Juan.
A propósito de todo esto Manuel Valenzuela Díaz-Torrealver Cronista oficial de Las Navas de San Juan escribe un interesantísimo articulo en el Portal “El Chiringote” www.chiringote.mforos.com; Pedro Hermosilla Pineda.
Reproducimos un fragmento: 
SOBRE EL ARMARIO ARCHIVO DE LA CORADÍA DE NUESTRA SEÑORA SANTA MARÍA DE LA ESTRELLA, UBICADO EN LA SACRISTÍA DE LA PARROQUIA DE NUESTRA SEÑORA SANTA MARÍA DEL COLLADO, DE SANTISTEBAN DEL PUERTO, CON LLAVE APARTE. La demanda interpuesta en el mes de septiembre de 1801 por el Prior de las Navas don Manuel Armenteros y Merino contra el Prior de la parroquial de Santa María del Collado, acerca de la jurisdicción y parroquialidad de la Ermita de la Estrella, sita en la demarcación y diezmería del Lugar de las Navas, originó inmediatamente las primeras diligencias así como el nombramiento de los respectivos procuradores por parte de ambos priores. Y uno de los documentos primeros fue el testimonio del Notario Real y Eclesiástico, Mayor de la Vicaría de la Villa de Santisteban y su Arciprestazgo, don Francisco Matías, que fue tomado “a hora de las ocho de la mañana de este día treinta y uno de octubre de mil ochocientos y uno…”. Dicho testimonio refiere que el señor don Juan Andrés Fideo, Provisor y Vicario Juez Eclesiástico, Comisionado en aquellas diligencias, “...con mi asistencia..., se presentó en la iglesia parroquial de Nuestra Señora Santa María del Collado, y estando en ella Dn. Francisco María Guerrero, Prior de la misma, se pasó a la Sacristía, y en un cuarto que hay dentro de ella se halla un archivo donde se custodian los papeles de la misma Iglesia; y con separación de llaves, otro en el que paran los pertenecientes a la Cofradía de Nuestra Señora de la Estrella, del cual, abierto por dicho Prior, se sacaron diferentes legajos de papeles, libros y otros documentos que se mencionarán al efecto de la posición de este testimonio y de lo que señale el dicho Prior" 




Ya en su día asentamos la figura del Santistebeño Juan de la Sagra, redactor y firmante de la Ordenanzas de la Cofradía de nuestra Señora de la Estrella de la Villa de Santisteban del Puerto, del año 1.594.
Juan de la Sagra era el abuelo del tatarabuelo de Luisa, Gabriel, Antonio, Francisco… Carrasco de la Sagra.
____________________________
© Escaneados de las Ordenanzas. Antigua y Real Cofradía de Ntra. Sra. De las Estrella de Navas de San Juan (Jaén).

miércoles, 16 de abril de 2014

Recuerdos de San Esteban



© Fotografía propiedad de Francisco Javier Sánchez Fernández
 reproducidas del  grupo de facebook EL CHINERO.

Hoy traemos una de las imágenes más bellas y sugerentes que hemos podido recopilar del que es el escenario principal de nuestra búsqueda. El viejo Santisteban del Puerto.
Ante nosotros el viejo oppidum ibero, probablemente Ilurgia.
La cima de lo que hoy conocemos como El Cerro del Castillo de San Esteban es uno de esos lugares privilegiados donde sentir el paso de la historia en vivo y en directo. Ahora.
A tiro de piedra del gran Castulone, ciudad aristocrática y poderosa ibera (capital de la Oretania) y más tarde romana (encuadrada en la Tarraconense y más tarde en la Baética) se emplazaría este espacio estratégico, a modo de ciudad-estado oretano.
Es el paradigma de la zona. Minería, aceite de oliva y control de las comunicaciones norte-sur (desde la meseta al sur por Sierra Morena) serían las principales cualidades el viejo oppidum.
Sucedió la eterna Roma. En un pedestal de la Estatua de Adriano se hace referencia al la denominación del lugar como Ilugo. La Ilurgia ibera o Itangi ahora es Ilugo y se consolida como un municipio latinii.
Roma se funde con las invasiones germánicas en la península ibérica y nuestro Cerro del Castillo su recinto fortificado, el antiguo Santisteban del Puerto pasa a llamarse San Esteban (San Isteban o San Astiban). Ya no perdería el nombre hasta nuestros días. Pero el lugar, a parte de villas diseminadas por su alfoz, seguía siendo el núcleo principal.
La dominación musulmana de la zona, ya en el siglo octavo, fue el germen del actual Santisteban del Puerto y en la foto se puede apreciar esto.
Sin cambiar la denominación, adaptándola, Sant Astabin, salio de sus defensas y en la parte suroeste se expandió. Se trata de La Farrabullana, barrio que a día de hoy conserva un trazado similar y hasta conserva el nombre.
Castilla y León abre el paso hacia las Andalucias, precisamente por la zona de Despeñaperros y necesita dejar expedito el camino a Úbeda y Baeza. Fernando el Santo hace rendir la plaza.
Después de varios avatares en Castilla reseñar el año 1.285. En ese año Sancho IV eleva a Santisteban a la categoría de Villa de Realengo. Sin sometimiento alguno a jurisdicción señorial.
Una toma de partido equivocada, casi un siglo después, oscurecería en el yugo del feudalismo por los siglos a nuestra querida Villa. Sucedió en 1.371 y ya hasta la abolición de los señoríos del siglo diecinueve no recobraría su antigua importancia medieval.
Ya era tarde. De su termino se habían desgajado numerosas históricas posesiones: los Lugares de Las Navas y El Castellar; Las Dehesas de Aldeaquemada y Montizón; El Acero…
Y ahí sigue el viejo Santisteban del Puerto. Solar de una grandeza milenaria. Con sus trazas ocultas, quizás escondidas, pero intactas de dar fe de su pasado eminente.

lunes, 17 de marzo de 2014

Don Francisco Carrasco de la Sagra. Un esquema biográfico.

   

Don Francisco Carrasco de la Sagra
©  cortesía de Jesús MARTEL VILLAGRÁN

           Ocupa hoy un pequeño esquema biográfico de lo que fue la vida de Don Francisco Carrasco de la Sagra –nieto de nuestro Gabriel Sagra Morante –Santisteban del Puerto 1.782-1.853-, natural de Las Navas de San Juan (provincia de Jaén) aunque de madre santistebeña.
              Nos encontramos ante uno de los naveros mas insignes y preclaros. Profundo en su ciencia, en su literatura, en su pensamiento y en definitiva en el sentido de la vida.
               Sobre este gran hombre del que ya hemos dado alguna que otra pincelada tenemos algunas –suficientes- certezas interesantísimas, pero, sobre todo, son los indicios de lo que desconocemos, lo que, sin duda, hace de esta modesta búsqueda un trabajo definitivamente apasionante. 

Don Francisco Carrasco de la Sagra


1.856         Nace el 12 de Abril de 1.856 en Las Navas de San Juan (Jaén).

1.859         Muere su padre: Juan Carrasco Siles –Navas de San Juan 1.815-1.859-, el que fuera Alcalde del Pueblo a finales de 1.848.
Hereda una parte de la Casa familiar de la antigua Plaza   del Pozo numero 2.

1.874         Comienza la Licenciatura en Farmacia en la Universidad Central de Madrid.

1.878         Termina la Licenciatura en Farmacia en la Universidad Central de Madrid. Tiene 22 años.

1.879        
Entre el 79 y el 84 estuvo casado con   Matilde Hebrard Maestre, natural de Valdemoro, hija de Don Narciso Hebrard Fernández, de Madrid, Farmacéutico y nieta de Eugenio Hebrard, también de Madrid y Farmacéutico. Eugenio se exilio en Las Navas de San Juan con la Caída de Doña Isabel II. Probablemente se hiciera, Francisco, cargo de la Oficina de Farmacia de estos. 

1.884        
Probablemente como tesina de ingreso, escribe "Apuntes biográficos de D. Narciso Hebrard y Fernández, individuo del ilustre Colegio de Farmacéuticos de Madrid" para la Real Academia de Farmacia de Madrid. SObre este año debió morir Matilde. No tuvieron descendencia. 

1.885      Consta casado con su segunda esposa Amalia Collado Molino. Nace su primera hija Pascuala Juana Carrasco Collado    ( Las Navas 1.885, Sabiote 19/01/1917). Muere su Madre Pascuala Sagra Salido -Santisteban del Puerto 1.818, Las Navas de San Juan 1.885-.

1.887      Debió nacer la segunda hija de Francisco, Teresa Carrasco Collado. A partir de ahí muere Amalia.

1.889                  Consta viudo.

1.890        Se casa con su tercera esposa Josefa Filgueira Medero. Nace en Las Navas su hija Laura Carrasco Filgueira ( Las Navas, 1 de Noviembre de 1.890, Sevilla 23 de Diciembre de 1.975 ). 

1.891        Arrienda para Caza la finca La Carnicera de Las Navas de San Juan por 8 años. Nace el segundo hijo de Josefa y Francisco, Pompeyo, y ella muere de parto.  En este año Francisco vende la Farmacia de Las Navas con todos sus enseres, instrumentos, drogas…y con cláusula de no concurrencia en la Villa por bastante tiempo. A partir de ahí debió de abrir la Oficina de Arquillos (Jaén).

1.892         Muere Teresa a los 5 años aproximadamente.

1.895         Compro las restantes partes a sus hermanos de la casa de su Padre en Las Navas.

1.896         Tiene 40 años. Sobre ese año debió de casarse con su cuarta esposa Maria Jiménez Morón.

1.899                     Hacia ese año debió de trasladarse a Trebujena Provincia de Cádiz) donde abre Oficina de Farmacia en la antigua calle Larga. A partir de ahí ejerce y reside en Trebujena, de donde ya no se moverá.

1.910         Muere en Las Navas de San Juan su querido hermano Gabriel Carrasco de la Sagra, (el mayor de sus hermanos varones).

1.914         Se casa en Trebujena su hija Laura con el Notario y Jurista Don Manuel Villagrán y Castellanos y posteriormente Don Francisco se casa con su quinta esposa y sobrina carnal Carmen Carrasco González mediante Poderes hechos en Lebrija.

1.916         Muere su querida hermana mayor Luisa Carrasco de la Sagra.

1.917         Muere la primera hija de Francisco, Pascuala Juana Carrasco Collado. A los 32 años.

1.921         Don Francisco cuenta con 65 años. Continua al frente de su Farmacia de Trebujena.

1.925                      Don Francisco, a los 69 años, fallece el 31 de diciembre de 1925. En Trebujena, donde yace.