martes, 28 de febrero de 2012

María Josefa Rubio Morales, hija del tataranieto de Gabriel Sagra. Una cita con la tradición familiar.



El pasado 8 de marzo de 2.010 publicábamos un Post titulado
“Literatura Sagra” ( http://gabrielsagra.blogspot.com/2010/03/literatura-sagra.html ) donde hacíamos la crónica de los escritores Sagra –coetáneos- Esteban Torres Sagra (Aldeahermosa de Montizón, 1964) y de Lucía Parrilla Sagra (Santisteban del Puerto).
Hoy traemos un paradigma de Literatura que siempre nos ha atraído especialmente: la poesía que surge, mejor dicho brota, desde lo más dentro del alma entristecida.
Dentro de los que hemos dado en llamar “los nietos de Las Navas” de nuestro Gabriel Sagra Morante (Santisteban del Puerto, 1.782-1.853), dieciséis nietos, seis y diez respectivamente de sus hijas Bernavela y Pascuala encontramos a Maria del Rosario Carrasco Sagra (Las Navas de San Juan, 1.858), la hija mas pequeña de Pascuala.
Pues bien, una bisnieta (retataranieta de Gabriel Sagra) en 1.983 en su cita con la tradición histórica de los Sagra cogio el arma de la Palabra y pujante con la verdadera luz de la razón hizo sentir la conciencias.
Se trata de la hija del tataranieto de Gabriel Sagra llamado Temistocles Rubio Carrasco (autor enjundioso con obra publicada, del que tendremos el placer de ocuparnos en postreros Post), María Josefa Rubio Morales.
No solo era la luz de la razón la que le asistía a Maria Josefa Rubio Morales en esta poema de tan profundas convicciones basadas en la traditio natural si no una legitimidad histórica apoyada en no menos de cuatro, cinco siglos cuando de su puño y letra un ascendiente directo de María Josefa, Juan de la Sagra ( Santisteban del Puerto 1.570 aprox.), redacto las viejas Ordenanzas de la Cofradía de Nuestra Señora de la Estrella de 1.594.
De ello y de su forma de obrar da fe la lápida (cuya imagen reproducimos arriba) que se colocó en la Ermita de Nuestra Señora de la Estrella que se sitúa a unos 5 Km. del casco urbano de Las Navas de San Juan, a unos 21 Km. De Santisteban del Puerto.
Para la posteridad queda:

¿ Por que lloras Llano hermoso
ahora que estas florido…?
le pregunte cierta tarde

al pasar por el camino.


Su voz no logre entenderla
Más comprendí sus suspiros.

Quiso llevarlos el viento
Para vaciar sus quejidos,
Pero lo impedio la cerca,
la que los hizo cautivos.

Aunque no les preguntara
a margaritas y lirios,
por estar presos sus pétalos
estaban humedecidos.

El agua vierte en los caños
lagrimas al pilarillo,
el aire las acaricia
con un temblar dolorido.

Las campiñas y los prados
vendrán a jugar contigo,
de tu inmensidad cortada
se mostraran sorprendidos.

Entonces sabrán que han hecho,
perdidos en el olvido,
esa barrera de piedras
Que detiene tus sentidos.

No podrá tu tierra darle
ya su mano a los olivos,
después que el tiempo os hiciera
buenos hermanos y amigos.

Dime Llano: ¿Hasta cuando
Se afligirán tus sentidos…?
Hasta que venga una mano
y rompa lo que no es mío.

_____________________________________________
© Fotografía publicada en el Portal El Chiringote. http://chiringote.mforos.com/
http://chiringote.mforos.com/

miércoles, 22 de febrero de 2012

El tiempo atávico.


Hoy es
Miércoles de Ceniza. Aunque es en la tradición judeo-cristiana, más concretamente- en el catolicismo romano donde se enclavan, desde siglos, nuestras vidas, es anterior a estas, la propia Naturaleza la que marco los tiempos del Hombre. Tiempos que adapto sincrética mente la Iglesia y Roma a nuestro discurrir.
Con el Miércoles de Ceniza comienza la Cuaresma, cuarenta días hasta la Pascua. Y a partir de ahí el tiempo mas gozoso para los cristianos, el Tiempo pascual. Cincuenta días que concluyen el Domingo de Pentecostés, donde a partir de ahí nace una nueva Iglesia y su traducción a nuestra atavismo es hora de cosechar en el campo. De recoger el fruto de la semilla sembrada.
En el escenario de nuestros ancestros también nacía y todavía hoy nace el lunes después del Domingo de Pentecostés una nueva Mayordomía, con la Caridad y la devoción a la Virgen del Collado de Santisteban del Puerto como leit motiv.
A partir de ese día se dispondría Gabriel a salir por los cantones de la Zarzuela hacia la vaguada que hace la Guariá y el Cerro de San Marcos, camino de la Cañada de Úbeda o del Camino de Sabiote.
Ya en la Fuente de La Sierra al fondo intuiría el Rio, Guadalimar. Valdemorales, El Villarejo, La Aldeilla. Y su Granero.
Allí días de siega, de sol a sol. Las bestias cargadas de mieses hacia la era. La Era llena de montones de mieses a la espera de hacer las parvas y trillo va, trillo viene.
Con mucho cuidado quitando la paja y posteriormente ablentando, en lo alto de Los Robledos con el aroma que sube de Praoredondo. Pronto estaremos por ahí, emocionados ante esos bravos santistebeños en Santa Maria. Esperando que entre la Virgen del Collado por la Puerta. Esperando que el Pater cante la Salve.
-----------------------------------
Fotografia procedente de http://www.religionenlibertad.com/
-----------------------------------
A Jesús M.V. por su cariñosa y familiar aportación.

domingo, 12 de febrero de 2012

Doctor Gabriel Sagra Cátedra, ilustre médico


Comentábamos en el post dedicado a Aldeahermosa: un varón, hijo de nuestro referido abuelo del tatarabuelo (Gabriel Sagra Morante), llamado Juan Tadeo Sagra Fernandez arraigo en Aldeahermosa una nueva estirpe, “Aldeana”, de descendientes de Gabriel Sagra de Santisteban del Puerto. Fue, calculamos, hacia 1.830.
Continuando las semblanzas de apellidados Sagra – Escribanos (notarios), Labradores, Futbolistas, Poetas…- hoy hablamos del prestigioso medico Don Gabriel Sagra Cátedra nacido en Aldeahermosa, Montizón, en 1.915 y tataranieto de Gabriel Sagra Morante.
El Dr. Sagra Cátedra estudio Medicina en la antigua Universidad Central, en Madrid (antecedente de la Universidad Complutense) en los años treinta del siglo pasado y realizo la tesis doctoral”Descripción de la malformación medular en el pollo”en la misma facultad.
Recalo en la Ciudad de Cádiz y en su Facultad de Medicina fue ayudante de Anatonomia.
En los cuarenta después de su paso por Santisteban del Puerto recalo en la Ciudad de Linares (Jaén) donde ejerció, prácticamente toda su recordada carrera médica.
En 1.954 es nombrado definitivamente Medico especialista en Tocología (Obstetricia) en lo que se dio en llamar el Seguro Obligatorio de Enfermedad ( hoy el Sistema Nacional de Salud, en Andalucía el Servicio Andaluz de Salud ).
Su buen hacer fue distinguido en 1.967 con la Encomienda de la Orden Civil de Sanidad.