miércoles, 23 de marzo de 2011

Gabriel Sagra Cátedra (Aldeahermosa, 1.879), la alegría de Gabriel Sagra Fernandez


Y… finalizando la década de los setenta, después de ese funesto 1.875, la alegría de nuestro Gabriel Sagra Fernández, buen hombre de la Aldea Hermosa –Aldeahermosa de Montizón- nacido en Santisteban del Puerto en 1.828, siguió el designio histórico de estos Sagra. La descendencia en la familia. En su tierra de promisión que fue Aldeahermosa. En 1.879, rehecha su vida con Maria Dolores Cátedra, nació Gabriel Sagra Cátedra. Justo cien años después de que naciera su bisabuelo, labrador de la tierra, vecino de la Farrabullana -alma de Santisteban del Puerto- llamado también Gabriel Sagra Morante.
Las personas viven y permanecen en el recuerdo, en la familia, en el paisaje…

domingo, 6 de marzo de 2011

Gabriel Sagra Fernández, nacido en Santisteban del Puerto en 1.828, vecino de Aldeahermosa


La tierra, la labranza de la tierra, ha sido por generaciones la vida de los Sagra. La tierra y la familia. La tierra como forma de realizarse en la vida, arquetipo de una época. La familia como forma de perdurar en la misma tierra más allá de una propia vida. Para perpetuarse en los hijos, en los nietos. Por las generaciones. Unas veces en la dicha y otras en la desdicha.
La de Gabriel Sagra Fernández (nacido en Santisteban del Puerto en 1.828 y rehecho en Aldeahermosa de Montizón (Jaén) en sus primeros 47 años fue de abatimiento.
Gabriel Sagra Fernández era el nieto de nuestro Gabriel Sagra Morante (Santisteban del Puerto 1.782-1.854) e hijo de su primogénito Juan Tadeo Sagra Fernández (Santisteban del Puerto 1.802).
Abatimiento, primero, por se hijo único del matrimonio de Juan Tadeo y su malograda esposa Lorenza Fernández.
Así, Gabriel siguiendo la estela de su padre, Juan Tadeo, se traslado a Aldeahermosa para continuar su parcela vital ancestral de los Sagra. Tierra calma, Trigo, cebada, viñas, olivar…
Todo un hombre de provecho. Letrado para la época, sabía leer y escribir. Gozaba de un cierto prestigio en la Población de Montizón y fue nombrado Juez Municipal.
Y, abatimiento también por los funestos designios familiares. De su matrimonio con Maria Olivares Higueras (nacida en Chiclana, ahora Cliclana de Segura, en 1.830) nacieron tres hijos que murieron todos, el primero impúber y los restantes (llamados Tadeo y Lorenza) ya en plena juventud.
La vida continúo. Con sus hermanos de padre: Luis, Maria Josefa y Adriana Sagra Higueras. Junto a su esposa Maria Olivares en su casa de la Calle Nueva (nombre de la época) en su Aldea Hermosa, en Montizón.
¿Lo que le deparo la vida, después?. Otra pequeña historia que, quiza, iremos describiendo.