domingo, 25 de diciembre de 2011

Enterramientos de Gabriel Sagra





De vez en cuando -en este Blog- regresamos a los que hemos dado uno de los papeles protagonistas y fundacionales: los Sagra (Açagra).
Nos gusta, no atrae, el papel de estos viejos navarros que desde la alta edad media llegaron a la Ciudad de Valencia, fundando casi de su puño y letra lo que hoy conocemos como el gran Reino de Valencia, pasando por mil peripecias, entre otras, las nada desdeñable creación de un pequeño Reino que no reconoció mas Imperio que el ser vasallo de Santa María. Albarracin.
Pero estos verdaderos emprendedores, nobles conquistadores y repobladores del levante español como en los siglos de los siglos españoles fueron un tanto relegados por lo que hoy se ha dado en llamar política de la realidad.
Razones de autorítas y de poder han llevado a los Reyes -y los castellanos y aragoneses no han sido excepción- a relegar a nobles servidores al ostracismo del olvido o del vencimiento. Le pasó a Cristóbal Colon después de conquistar las Americas para la Corona de Castilla. Le pasó a Gonzalo Fernandez de Cordoba, El Gran Capitán después de Conquistar Granada, los Reinos de Italia, etc.… para las Coronas de Castilla y Aragón, Le paso al mismísimo Rodrigo Diaz Vivar, El Cid, al Secretario de Estado de Felipe II, Antonio Pérez y si apuramos mas cerca a Leopoldo de Gregorio, marqués de Esquilache.
La Corona Aragonesa agradeció los servicios prestados en la conquista del Reino de Valencia dando Señoríos y oficios a nuevos nobles, eso si, lo mas lejos de la añorada y poderosa Ciudad de Valencia.
Así a nuestro Pero Ferrandis d´aÇagra por la conquista de Valencia en 1.237 se le dio en Señorío Xelva, Calles, Domenyo, Synarcas, toixa, benaixeve e higueruelas.
No fueron estas las razones -o si- para dar el Alcaydiazgo de Castielfabib al Trinxant de la Casa de la Reina y Caballero del Reino de Valencia, nuestro Gabriel Sagra, fallecido hacia 1.455.
Pues bien, hoy nos ocupan los enterramientos de los protagonistas de este Blog, los Gabriel Sagra, Açagra, Cavaller del Reino de Valencia y el que fue el abuelo de nuestro tatarabuelo Gabriel Sagra Morante, Santisteban del Puerto (Jaén) 1.782-1.853.
Este Blog lleva el escudo de Castielfabib porque Alcaide fue de su fortaleza Gabriel Sagra (Açagra) y porque precisamente, nosotros, en algún documento que no recordamos, leímos que allí, en su recinto, fue inhumado este Caballero valenciano.
Hoy el Castillo de Castielfabib esta en estado ruinoso y creemos imposible apreciar rastro alguno de enterramientos, aunque por la época debe haber alguna documentación al respecto.
Con respecto a Gabriel Sagra Morante en algún momento trascribimos su última voluntad de ser, textualmente: …/… Lo primero encomendamos nras almas a Dios nuestro Sr. Rogandoles las lleve a su Santo reyno, y nuestro cuerpos hechos cadaver queremos sean sepultados en el cementerio de la Iga Parroql de Santa Maria de esta Villa…/…
Pues bien, no hace mucho tiempo, en lo que es nuestro particular Templo, la Iglesia antigua parroquial de Santa María de Santisteban del Puerto indagamos sobre el cementerio habido en tiempos, ahí, contiguo a la Iglesia.
Al respecto le preguntamos a las que cuidan hoy el preciado Templo y nos contestaron que si, literalmente, en los siglos pasados.
La respuesta la sabíamos. Ya a finales del siglo XIX las municipalidades crearon los cementerios extramuros de los caseríos.
A día de hoy nos queda la duda si ese recinto anexo a Santa Mara, ese diminuto y enigmático trozo de terreno cerrado esconde, olvidados o escondidos, algún enterramiento: la sepultura del cuerpo de nuestro antepasado Gabriel Sagra Morante.

lunes, 28 de noviembre de 2011

Familia de Pascuala Sagra Salido – Santisteban del Puerto 1.818, Navas de San Juan 1.885- penúltima hija de Gabriel Sagra Morante.


Completamos la familia de nuestro Gabriel Sagra Morante con los diez nietos habidos de su penúltima hija Pascuala. Con estos nietos, los nietos de Las Navas, cerramos la nómina más directa de la familia de este Gabriel Sagra nacido en Santisteban del Puerto en 1.792, compuesta por las dos esposas de Gabriel, María y Juana Romualda y los seis hijos habidos de ambos matrimonios (Juan Tadeo, Catalina, Antonia, Horencia, Pascuala y Bernavela). A su vez los seis yernos y dos nueras de otros tantos matrimonios de los hijos; y finalmente los ventidós nietos, con casi todos sus cónyuges que hemos ido descubriendo. En total casi medio centenar de miembros de la familia nuclear de Gabriel Sagra Morante.

PASCUALA SAGRA SALIDO
Pascuala fue la penúltima hija de Gabriel (de seis) y Juana Romualda (de cuatro). Nació en Santisteban del Puerto en 1.818. En 1.835 con 18 años se casó con Juan Carrasco Siles, natural y vecino de Las Navas de San Juan.
Quedó viuda a los 41 años, con los diez hijos de su matrimonio empezando una nueva vida de sacrificio.

Pascuala se desposó en sus únicas nupcias con:
JUAN CARRASCO SILES
Juan era natural y vecino de Las Navas, nacido en 1.815. A finales de 1.848 fue alcalde de su Ayuntamiento, de cuyas Casas Consistoriales vivió pared con pared – residieron en la antigua Plaza del Pozo, luego de la Constitución, numero dos. Era hijo de Antonio Carrasco Mercado, domiciliado en la Calle Real, propietario del Molino aceitero de la Calle Real, esquina a la calle del Castillo y Luisa Siles de Nicuesa.

De su matrimonio como comentábamos nacieron diez hijos:

Nació en Las Navas de San Juan en 1.836. Estuvo Casada en únicas nupcias con Juan Maria Paredes Megino (Navas de San Juan 1.829-1.893). No tuvieron descendencia.
Navas de San Juan 1.839, fue Labrador. Muy querido por sus hermanos, murió en 1.910. Se casó con Carmen González Moreno, hija de Juan González y Jacoba González. Tuvieron siete hijos.

JUANA CARRASCO SAGRA
Nació también en Las Navas de San Juan el 5 de marzo de 1.841, nos consta que no llegó a la madurez y que no dejó descendencia.

ANTONIO CARRASCO SAGRA
Nacido en 1.845 estudió en Baeza el Bachiller y posteriormente la carrera de Jurisprudencia en la Universidad Central en Madrid. Fue Abogado en ejercicio en Las Navas de San Juan y en La Carolina (Jaén). Se casó en la madurez con su prima hermana Luisa Carrasco Sagra, nacida en el 49.

JUAN JOSE CARRASCO SAGRA
Nació en Las Navas en 1.847.

JUAN BAUTISTA CARRASCO SAGRA
Debió nacer alrededor de 1.849, no alcanzó la madurez.

JULIANA CARRASCO SAGRA
Nació también en Las Navas el ocho de agosto de 1.850. Se caso también con un primo hermano- Antonio Sánchez Carrasco, Navas de San Juan 1.846. Casados en 1ª nupcias de Antonio, que caso en 2ª nupcias con Eulalia Fuentes León. Con ninguna tuvo descendencia.

JOAQUIN CARRASCO SAGRA
Debió nacer alrededor de 1.851. Nos consta siempre soltero. Además de Labrador ejerció puestos de gobierno en la Municipalidad de Las Navas de San Juan, además de oficios públicos arrendados.
Nacido el doce de abril de 1.856 era el varón pequeño de la familia. Licenciado en Farmacia en la Universidad Central tuvo Oficina de Farmacia en Las Navas de San Juan y Arquillos- ambos de Jaén-. Estuvo casado con Amalia Collado Molino, María Jiménez Morón y Carmen Carrasco González.

MARIA DEL ROSARIO CARRASCO SAGRA. Nació también en Las Navas de San Juan el seis de Octubre de 1.858. Se casó con su primo hermano Antonio Carrasco Parrilla, de Las Navas también, nacido en 1.856.

sábado, 12 de noviembre de 2011

Familia de Pascual Sagra Álamo (Santisteban del Puerto, 1.828-1.897)


Abrimos pagina en la sección Nuestros ancestros, árbol genealógico, Familias Colaterales.

PASCUAL SAGRA ALAMO nació en Santisteban del Puerto en 1.828. Caso en primeras nupcias con Bernarda Olid, murió en 1.897 viudo de sus segundas, que fueron con Sebastiana Pérez en su casa de la Calle del Ejido, en Santisteban del Puerto.
Primeras nupcias con:
BERNARDA OLID de cuyo matrimonio nació:
MIGUEL SAGRA OLID, nacido en Santisteban del Puerto en 1.853 fue Labrador.
RAIMUNDA SAGRA OLID, debió nacer hacia 1.855. Fue esposa de Marcial Cubero Martínez.
Segundas nupcias con:
SEBASTIANA PEREZ ROA, murió antes que Pascual. De este segundo y último matrimonio nacieron:
CATALINA SAGRA PEREZ, debió nacer hacia 1.860. Fue esposa de Gregorio Hervas Cátedra. Fueron Mayordomos en la Mayordomía de 1.919.
FIDELA SAGRA PEREZ, debió nacer hacia 1.861. Estuvo casada con José Higueras Álvarez. Fue comadre en esa Mayordomía de 1.919.
SEBASTIAN SAGRA PEREZ, debió nacer hacia 1.862
PASCUAL SAGRA PEREZ, nacido también en esa de cada de los 60.

domingo, 6 de noviembre de 2011

El aceite de oliva es Nobleza del Sur



Nos gusta relatar en nuestro Blog esos quehaceres o esos afanes que han sido sustento y condumio y quien sabe si hasta alimento del alma de nuestros antepasados y coetáneos Sagra. En esta traemos una de las identidades y actividades consustanciales a los Sagra desde siglos. El olivo. Traído a estos confines del Mediterráneo por los Fenicios, quizás, hacia el siglo XI a.d.c. alcanzo su apogeo ya en el dominio de Roma, en su rica provincia de la Bética (aproximadamente la actual Comunidad autónoma de Andalucía). La fortaleza romana ayer, como hoy (somos Roma) hizo preferido el tributo en especie, en oleum de Aurgi. De todos es conocida la colina del Testaccio, en Roma, hecha de los restos de las ánforas del aceite andaluz, para mayor encanto del Imperium.
Hoy como ayer –nada nuevo bajo el sol- la calidad de vida se busca y se encuentra en este líquido sagrado que es el aceite de oliva.
Nuestras posibilidades de búsqueda no llegan tan lejos pero nos consta fehacientemente que nuestros propios antepasados directos cultivaron el olivo hacia 1.650, los padres de los tatarabuelos de nuestro Gabriel Sagra Morante, Miguel S. Sagra e Inés de Rivera en el Villarejo de Santisteban del Puerto (http://gabrielsagra.blogspot.com/2010/12/miguel-sanchez-sagra-e-ines-de-rivera.html).
Hoy se distinguen los aceites de oliva y se diferencia exclusivamente uno como el producto estrella -gama alta- por sus propiedades organolépticas y por su contenido de ácidos grasos libres. Un aceite que se produce directamente de estrujar la aceituna de mejor calidad. El producto summun del olivo: el aceite de oliva virgen extra.
Retrocediendo en el tiempo, este año 2011, descendiente de esos Sagra, Maria Dolores Sagra Bautista ha elaborado un virgen extra, bajo su marca “Nobleza del Sur”, de una calidad superior de unas propiedades organolépticas excepcionales y de una calificación en cata altísima que ha supuesto la distinción “Jaén Selección 2011”.
------------------------------------------------------------------
Imagenes del folleto promocional de Jaen Seleccion 2011 de la Excma. Diputación Provincial de Jaén.

sábado, 29 de octubre de 2011

Los Cortijos de Los Robledos, Santisteban del Puerto. 2ª parte.


(Primera parte publicada el domingo 23 de octubre de 2011)
.../... por el Escribano de Las Navas de San Juan Don Juan Ramón Rojas el 16 de Agosto de 1.840.
Ciñéndonos ahora a lo que es objeto de nuestra atención tenemos que entre 1.840 (y antes) y 1.849 nos consta fue arrendatario nuestro Gabriel Sagra del del Granero.
Pues bien, Gabriel Sagra firmó la escritura con el apoderado que refiere una carta de Anglona como la Administración de las Navas de San Juan (Don Lorenzo de Azpiroz), apoderado del difunto padre del posteriormente vendería Los Robledos al Ministro Benavides. Luego Don Juan Antonio de la Chica tomaría el apoderamiento del heredero de Poderdante de Azpiroz, suponemos que a raíz de la testamentaria, en 1.853 o 1.854.
Entre 1.850 y 1.852 debió rescindir o no lo renovaría Gabriel Sagra Morante el arrendamiento pues
- en 1.851 y 1.852 estaría muy mal de salud pues testó a principios de ese último año y murió en 1.853 ó 54.
- en 1.851 murió el propietario Don Pedro de Alcántara Téllez-Girón y Pimentel, 9º Marqués de Javalquinto. Y consecuentemente el apoderamiento en la Administración de las Navas de San Juan de Don Lorenzo de Azpiroz.
Luego las dos partes del contrato habrían desaparecido o el contrato no se debió renovar al cumplimiento de 1.849.
Entre 1.851 que murió el padre del vendedor a D. Antonio y 1.853 que se hizo la Aceptación y Adjudicación de herencia de Los Robledos al Vendedor (Pedro de Alcántara Téllez Girón y Fernández de Santillán, futuro 10º Marqués de Javalquinto) habría una nueva Administración de la Herencia yacente y quizás un nuevo arrendatario que “Heredó” quizás Don Anonio al hacer la compra en 1.854. En las Cartas se hace referencia a que el trató exigía el cobro por parte del comprador de las rentas del año en curso, luego deducimos que en 1.854 ya era otro el arrendatario del Cortijo del Granero y consecuentemente a partir de ahí arrendatario de D. Antonio Benavides.
Si nos vamos a la vida familiar de Gabriel tenemos casi la certeza que las relaciones de las dos hijas pequeñas Pascuala y Bernavela con los que luego serian sus esposos y padres de sus hijos surgieron de la relación de vecindad en esos paisajes del sur de Santisteban del Puerto. Teniendo en cuenta que Pascuala Sagra Salido y Juan Carrasco Siles se casaron en 1.835 y recordando que eran tierras linderas a las familiares de Juan Carrasco (Cortijos de la Lanzada, Molino aceitero de La Bolera…) podríamos llegar a la conclusión que Gabriel Sagra estuvo en esas tierras no menos de 15-20 años.
El Cortijo del Granero como los dos, Alto y Bajo, fueron vendidos, como refiriamos al Ministro que fue de Doña Isabel II Don Antonio Benavides y Fernández Navarrete.
En 1.881 en un acto de gratitud y generosidad se las donó a su querido Administrador para la Provincia de Jaén Don Juan Soto Montesinos, abuelo de nuestro admirado amigo Don Juan Soto Climent. Le donó Los Robledos que junto a la Dehesa de Herrera y los Agregados de Herrera que posteriormente compró Soto Montesinos reunían 1.850 hectáreas, unas 3.800 fanegas, bajo una misma linde.
Hoy concretamente el Cortijo del Granero sigue en posesión de los herederos de Don Juan Soto Montesinos generosos y hospitalarios como los fueran sus antepasados.

domingo, 23 de octubre de 2011

Los Cortijos de Los Robledos, Santisteban del Puerto; el Marques de Jabalquinto y su Administración de Las Navas - 1ª parte.

Gabriel CARRASCO HURTADO



Don Pedro de Alcántara Téllez-Girón y Pimentel, hijo menor de Pedro de Alcántara Téllez-Girón, IX duque de Osuna y María Josefa Pimentel y Téllez-Girón. En el cuadro, todavía niño está sentado sobre un cojín a los pies de su madre. 
Por Goya, 1.788




Conozcamos hoy, un poco, el discurrir de esa grandiosa tierra que son Los Robledos, heredades emblemáticas en el sur del termino de Santisteban del Puerto al noreste del Reino de Jaén y uno de los espacios protagonistas de nuestra Crónica.
Conocer estos pormenores es casi descifrar, en cierto modo, la Estructura económica de lo que son y fueron las actividades económicas y agrarias en el valle del Guadalquivir, tal como quedaron a partir de la llamada Reconquista por parte de los Reinos de Castilla y León, a partir de Fernando III y su hijo Alfonso X.
Citamos y recurrimos para ello a Don Juan Soto Climent que en su faceta de escritor nos ha hecho llegar, tan noble y generosamente, su preciosa obra literaria “La Arquilla del Ministro”; nos ralata, Don Juan, los compases de lo que fue el paso de la propiedad de la Casa de Jabalquinto al que fuera Ministro de la Corona, Don Antonio Benavides y Fernández Navarrete, conocido en Villacarrillo como el Ministro Benavides.


A este Señor, Don Juan Soto Climent, Caballero en todos los sentidos: testimonio vivo del siglo XX español; erudito historiador; hombre serio y sentido, al que servidores nos gustaría ser y como a su querido padre, en cierta ocasión, asistir y hasta el pan de nuestra mesa quitarnos, debemos estas reseñas, recuerdos y vivencias de Los Robledos.
Los Robledos, podemos estar hablando de entre las 1.500 Fanegas del Catastro de 1.752, mandado por Ensenada y las 3.000 Fanegas de otro Catastro de 1.818. Ocupan los márgenes de lo que antes era la Vereda de Las Navas que trascurría entre Villacarrillo, el Vado de TorralbaLa Cañada, ya en el término de Navas y Las Navas de San Juan. 
Esta magnífica posesión perteneció a los Jabalquinto desde siglos, concretamente desde el siglo XVI, y podríamos remontarnos a la Casa principal de los Benavides, Santisteban del Puerto, cuando en la segunda mitad del siglo XIV fue dada en Señorío a Men Rodríguez de Benavides por Enrique II Trastamara.
Los Robledos estaban perfectamente estructurados en tres divisiones menores de la finca que eran Los Cortijos y Tierras del Cortijo Alto de los Robledos, El Cortijo del Granero y El Cortijo Bajo de los Robledos, este último hoy desaparecido y que se ubicaba en los llamados Cerrillos del Conde.
A la usanza de siglos los Jabalquinto disponían Los Robledos desde sus Estados a través de su llamada Administración de Las Navas de San Juan la cual como apoderada arrendaba y gestionaba las rentas de las tierras.

De esa Manera encontramos que en 1.840 Don Pedro de Alcántara Téllez-Girón y Pimentel9º Marqués de Javalquinto y Príncipe de Anglona y en su nombre Don Lorenzo de Azpiroz, vecino de Las Navas y apoderado del Señor Príncipe arrienda, mediante instrumento publico, los Cortijos Alto de Los Robledos, El Granero y Bajo de Los Robledos a Miguel Ruiz OchoaGabriel Sagra Morante (el abuelo de nuestro tatarabuelo) y a Simón Mercado López respectivamente (Suponemos Miguel y Simón al igual que Gabriel de Santisteban del Puerto), instrumentos públicos autorizados... continuara...

________
Ficha del IX Marques de Jabalquinto en la Real Academia de la Historia.
Biografía escrita por Francisco Javier Gutiérrez Núñez, procedente del Diccionario Biográfico Español:

Quiruelas de Vidriales (Zamora), 15.X.1786 – Madrid, 24.I.1851. Militar, político, teniente general, presidente del Senado.
Nació en el seno de la familia ducal de Osuna. Fue bautizado el mismo día 15 de octubre de 1786, en la iglesia parroquial de San Juan de los Caballeros, de Benavente (Zamora), por Agustín González Pisador, obispo de Oviedo. Era hijo de Pedro de Alcántara Téllez Girón y Pacheco, IX duque de Osuna, y de María Josefa Alfonso Pimentel, condesa-duquesa de Benavente y duquesa de Arcos, entre otros títulos.
Su infancia y parte de su juventud la pasó en el palacio que tenían los duques en la Cuesta de la Vega (Madrid), residencia ducal desde mayo de 1781. Su padre encomendó su educación al sacerdote y luego político liberal Diego Clemencín, que posteriormente fue diputado en las Cortes de Cádiz (1813), ministro de Ultramar y Gobernación (1822), y presidente de las Cortes (1823). Fue de las personas que más influyeron en la formación de su pensamiento y talante liberal.
A temprana edad, fue nombrado cadete de las Reales Guardias Españolas de Infantería Española, el 14 de enero de 1789, contando ya su antigüedad en el Ejército. Al margen de sus condiciones innatas para la carrera castrense, ésta fue una opción que diseñó su propio padre como “segundón” de la Casa ducal.
La cual sin duda se dilató por sus escasas posibilidades a heredar los principales títulos y mayorazgos de la misma.
Al poco tiempo, contando sólo con ocho años, fue nombrado capitán agregado del Regimiento de Infantería de América, en concreto el 23 de enero de 1793.
Dicho nombramiento fue una gracia real por los servicios militares y diplomáticos prestados por su padre a Carlos IV, quien, además, ostentaba la coronelía de dicho regimiento.
Su progresión era continua, obtuvo el grado de teniente coronel ad honorem, el 13 de mayo de 1795.
Y por Real Cédula fechada en San Ildefonso, el 14 de agosto de 1796, fue nombrado caballero de la Orden de Santiago. También llegaría a ser caballero de la Orden de San Juan.
Contaba tan sólo con doce años, cuando su padre, fue nombrado, a finales de 1798, embajador español en Viena, con objeto de sustituir al conde del Campo de Alange. La familia Téllez Girón al completo, incluidos sus hijos menores, partió desde Madrid el 26 de enero de 1799, y llegó a París el 15 de marzo de 1799, instalándose en el palacio de los duques del Infantado.
Las circunstancias políticas del momento motivaron que el ministro austríaco de Asuntos Exteriores, se negara a recibirlo como nuevo embajador en la Corte vienesa, y se prolongara la estancia en la capital francesa. En esos momentos Francia pasaba por su Revolución, los “Osuna” serían testigos de la agonía del “Directorio” (1795-1799) y el golpe de estado del 18 de Brumario, que daría paso al Consulado (1799- 1804); su casa fue frecuentada por personajes importantes del momento, como Talleyrand o Sieyés. La familia se mantuvo en París gran parte del año 1799, pues hasta el 4 de diciembre no iniciarían el regreso, llegando a Madrid el 7 de enero de 1800.
El joven Anglona fue nombrado capitán agregado de Dragones de la Reina, el 10 de marzo de 1804, nombramiento con el cual realmente iniciaba su carrera militar.
Formó parte de las tropas españolas que acompañaron a la infanta española María Luisa en su toma de posesión del Trono del nuevo Reino de Etruria (Toscana), las cuales tuvieron orden de marchar el 5 de diciembre de 1805, bajo el mando de Gonzalo O’Farrill. Él iba en calidad de su ayudante de campo.
Entraron en territorio francés por La Junquera, el 3 de enero de 1806, llegando a finales del mes de febrero a la Toscana, donde permanecerían hasta abril de 1807. Le deslumbraría Italia por su pasado histórico y artístico. Durante su estancia visitó Venecia y Roma, asistiendo a los estudios de dos artistas de primera fila de la época, Canova y Camucini.
Fue nombrado teniente coronel de Dragones del Rey, el 9 de marzo de 1807, y con la disolución en abril de 1807 de la “División de Etruria”, regresó a Madrid. Poco tiempo le duró el nombramiento, ya que inmediatamente pasó a ser teniente coronel del Regimiento de Pavía, desde el 4 de abril de 1807, a las órdenes del coronel Jáuregui. Con dicho regimiento marchó, a inicios de 1808, hasta El Puerto de Santa María, llevando el mando completo del mismo por comisión de dicho coronel.
En Cádiz se sintieron también los ecos de los sucesos madrileños del 2 de mayo de 1808. En la capital gaditana la sublevación popular tuvo como objetivo los restos de los buques franceses atracados en la bahía desde la batalla de Trafalgar. El gobernador de la ciudad, el general Solano, intentó oponerse al levantamiento.
Anglona se ofreció para calmar el orden público, y le propuso entrar en la ciudad con su regimiento y cargar contra los amotinados en las calles.
Sin embargo no actuó. El motín popular terminó por estallar al recibirse la noticia del alzamiento de Sevilla, Solano fue asesinado en uno de los disturbios del día 29 de mayo de 1808.
El joven militar pasó a integrar el Ejército que formaba el general Castaños, y estando en la villa de Utrera, donde se concentraba el reclutamiento, obtuvo en propiedad la coronelía del Regimiento de Pavía, el 10 de julio de 1808. Dicho regimiento estaba compuesto por cuatrocientos cuarenta caballos espléndidos y muy bien equipados, y además tenía una brillante oficialidad. Esta razón explica que fuera destinado a la vanguardia del Ejército de Andalucía, emprendiendo su marcha hasta Andújar.
Estuvo en la toma de los Visos de Andújar, y en la batalla de Bailén (19 de julio de 1808). Intervino en las capitulaciones pactadas con el general francés Dupont, y recibió la comisión especial de formar la escolta de dicho general; la cual llevaría a cabo uno de los escuadrones de su regimiento, al parecer por petición expresa del mismo Dupont.
El Ejército siguió avanzado a lo largo del resto de año, desde tierras giennenses hacia el norte, ocupando La Mancha, y posteriormente Madrid. Entró al frente de la vanguardia del Ejército que recuperaba la capital.
Continuando con el avance, su Regimiento estuvo en las alarmas de Armedillo, Tudelilla y la Barra de San Adrián, en la línea del río Ebro. Al tomar los franceses Calahorra (La Rioja), el frente se desplazó hasta Navarra. La contraofensiva de los generales de Bonaparte estaba en marcha, y sería continua y constante; estaría presente en las batallas de Tudela y Cascante (23 de noviembre de 1808), donde se produjo una desordenada retirada del Ejército hispano.
La ofensiva lanzada por el mariscal Víctor provocó el repliegue de las tropas españolas hasta Uclés (Cuenca), donde se desarrolló una nueva batalla (13 de enero de 1809). Durante la misma, Anglona ayudó a evitar la completa dispersión durante la retirada, y con su defensa logró salvar parte de infantería que presentaba un gran desorden durante su huída.
Recibiría un balazo que le causó una herida de poca consideración.
Posteriormente formó parte del Ejército del Centro, pasando a La Mancha, bajo el mando del duque de Alburquerque; el cual con la mitad de dichos efectivos inició una expedición por la provincia de Toledo, con el objetivo de distraer a los franceses, ante la operación que estaban proyectando sobre Extremadura.
En este contexto destaca el combate de Mora (18 de febrero de 1809), durante el cual los Regimientos de España y Pavía lograron expulsar a seiscientos Dragones franceses dirigidos por el general Dijon; causándoles numerosas bajas, y tomando ochenta prisioneros.
Se destacó en las acciones de Mora y Consuegra (Toledo), los días 18 y 22 de febrero de 1809.
A inicios de marzo, el 2 de marzo de 1809 obtuvo el grado de brigadier y se le confirió el mando de la IV División de la Caballería del Ejército del Centro, ordenándole Alburquerque atacar por el camino de Yébenes hasta Mora, teniendo un encuentro con la Caballería francesa a la altura de Manzaneque, a la cual puso en retirada.
Sin embargo, el avance francés era continuo. Al mando de su División estuvo del 25 al 28 de marzo de 1809, defendiendo a las villas de Malagón, Ciudad Real y Visillo, de las instigaciones francesas.
En el último ataque, comenzó la Caballería española, que se hallaba en Santa Cruz de Mudela, una desordenada retirada ante la persecución francesa.
Anglona logró mediante un contraofensiva parar el avance de los galos, logrando liberar la artillería ya abandonada y que la infantería y Cuartel General que se hallaba en el Viso se retirara hasta el Puerto del Rey (Toledo).
A mitad del mes de abril de 1809 fue trasladado al Ejército de Extremadura, encargándosele el mando interino de la División de Caballería bajo las órdenes nuevamente del duque de Alburquerque. Tomaría el mando de dicha División, de forma interina, en dos ocasiones que separó su superior, la primera por tiempo de un mes.
Las tropas inglesas, al mando de sir Arthur Wellesley (futuro lord Wellington) se unieron a las españolas, en los llanos situados entre Oropesa y Talavera, de cara a un nuevo combate. El duque de Alburquerque se encargó de nuevo de su División, y a Anglona se le entregó la Brigada Ligera de Caballería, con la cual y como coronel de Pavía, formó parte de la II División de Caballería a las órdenes de dicho duque, que tomó parte en la batalla de Talavera, los días 27 y 28 de julio de 1809.
A los pocos días, el 8 de agosto, Anglona tuvo que defender el puente del Arzobispo sobre el Tajo, de los ataques del mariscal Soult, estando expuesta su brigada al fuego de la artillería francesa, causándole muchas pérdidas. Ante la nueva ausencia de Alburquerque, tomó por segunda vez el mando de la División de Caballería.
Logró un nuevo ascenso, pasando a ser mariscal de campo, el 12 de agosto de 1809. Al mes siguiente, el 13 de septiembre se le ordenó conducir al Ejército de Castilla mil doscientos caballos, con el fin de reforzar dicho ejército. Tuvo que ocultar su marcha a los franceses que estaban posicionados en los pasos de la sierra de Gata, debido a lo cual marcharía hasta Portugal, atravesando su territorio durante siete días. Finalmente pudo agregarse en Fuenteguinaldo (Salamanca), al Ejército de la Izquierda al mando del duque del Parque.
Sin tener destino dentro de este Ejército, a instancias del duque del Parque, mandó la caballería durante la batalla de Tamames (Salamanca), el 18 de octubre de 1809, formando parte del ala izquierda de la formación, contra las tropas francesas bajo el mando del general Marchand.
A los pocos días fue nombrado comandante general de la Caballería del Ejército de Cataluña, cargo que no pudo desempeñar debido a los acontecimientos.
Siguió de forma transitoria bajo las órdenes del duque del Parque, y así intervino en la desafortunada batalla de Alba de Tormes, de 28 de noviembre de 1809.
Era el eco de la derrota de Ocaña (19 de noviembre de 1809), que le abría las puertas de Andalucía al ejército francés, que llegaría hasta las puertas de Cádiz.
Marchó hasta Cádiz con la idea de embarcarse hacia Cataluña para tomar posesión de su nuevo destino, cuando el general Castaños suspendió su marcha, ante el peligro en que se hallaba la plaza gaditana.
El duque de Alburquerque también marchó con su ejército a Cádiz para evitar la entrada francesa en la ciudad. Con la entrada de dicho cuerpo en la ciudad de San Fernando, el 10 de enero de 1810, Anglona fue de nuevo destinado a él y se le entregó el mando de la II División. Su misión fue supervisar la defensa del arsenal de la Carraca.
Con la llegada de tropas inglesas a la capital gaditana se formó una expedición que desembarcó en Tarifa, al mando del teniente general Manuel de la Peña.
Se libró la batalla de Chiclana o La Barrosa, el 5 de marzo de 1811, estando el cuerpo central de la formación bajo el mando de Anglona. A continuación se le nombró comandante general de la Caballería, pero se suspendió su nombramiento y la orden de marcha de la misma, volviendo al mando de la II División.
Durante esta estancia en Cádiz, contrajo matrimonio en dicha ciudad el 7 de octubre de 1811, con María del Rosario Fernández de Santillán y Valdivia (1795-1857). Era hija de Ignacio Fernández de Santillán y de Ignacia Valdivia, marqueses de la Motilla y condes de Casa Alegre. De dicho matrimonio le sobrevivirían tres hijos: Pedro de Alcántara (XIII duque de Osuna), Manuel y Tirso.
Después de la batalla de Chiclana, fue destinado bajo el mando del general Ballesteros, a las Divisiones del Campo de Gibraltar, otorgándosele el mando de la III (conocida luego como “División Asturiana”), con la cual pasó a operar al condado de Niebla. En su cometido de vigilancia de la sierra de Ronda y parte de la provincia de Málaga, llevó a cabo la toma del pueblo de Álora (14 de abril de 1812), y el desalojo del pueblo del Campillo (25 de abril de 1812), durante el cual fue herido su amigo Santiago Méndez Vigo.
Ante la iniciativa del mariscal Soult de fortificar Bornos como plaza importante de la línea del Guadalete, Ballesteros intentó dificultar los trabajos del enemigo, y salió con un contingente militar desde Gibraltar, vadeando el río Guadalete. La batalla de Guadalete o Bornos se produjo el 1 de junio de 1812.
Ballesteros ordenó desplegar la primera brigada de la División de Anglona, en frente de la línea atrincherada de los franceses, debido a lo cual sufriría el peso del fuego. El mismo Ballesteros tuvo que rectificar y mandó retirarla, pero las pérdidas fueron de las mayores que tuvo que contemplar Anglona de todas las unidades que estuvieron bajo su mando. De los tres mil hombres que componían dicha División, se contabilizaron más de mil entre muertos y heridos; de ellos cinco jefes, más de cincuenta oficiales, su caballo sufrió dos balazos, fue herido su ayudante de campo y dos de sus ordenanzas.
Dejaría el mando de la III División, y tomó el mando de la I División, quedando de nuevo encargado de la vigilancia del Campo de Gibraltar y parte de la Serranía de Ronda. Tuvo que defender la plaza de Tarifa ante una incursión francesa en el Campo de Gibraltar. Unido al grueso del Ejército comenzó la persecución de las tropas francesas, que iniciaron su retirada hacia Granada. Así tomaría parte activa en la expedición hacia Osuna, plaza que era tomada el 2 de septiembre de 1812. Al día siguiente, 3 de septiembre, atacó a los franceses en Antequera, y en días posteriores en las inmediaciones de Granada, y en la misma capital.
De nuevo regresó a Cádiz, donde fue destinado al Tercer Ejército, del cual, a inicios del 1813, obtuvo el mando de su I División y de la Caballería. Pasó a La Mancha, donde estuvo observando la ocupación de los franceses de la primera línea del Tajo. Con el inicio de la campaña en mayo de 1813, el Ejército salió de sus cuarteles de Jaén, al mando del general Ballesteros. Con su avance llegó hasta las provincias valencianas, a la localidad de Castalla y a la línea del río Júcar, y el 13 de junio a Carcagente, entrando el Ejército en Valencia el día 7 de julio de 1813.
Siguió hacia el norte, hasta Cataluña, siendo su División destinada al bloqueo de la plaza de Tarragona, donde se acantonaron tropas francesas al perder la región aragonesa. En dicho empeño estuvo un mes, pero ante la aproximación de un gran contingente francés, pasó al Ejército del Ebro. Tras verificar la orografía de los montes de Tivisa y la más cercana a Mora de Ebro, aseguró la llegada del Ejército hasta Tortosa. En su bloqueo estuvo veinte días.
De ahí pasó al sitio de Pamplona, con la División de su mando, donde estuvo otros veinte días. En octubre de 1813 tuvo orden de tomar el mando en jefe del Tercer Ejército, ante la retirada del general duque del Parque, ya fatigado y enfermo. Terminado el sitio de Pamplona, se mantuvo con sus tropas en dicha ciudad durante todo el invierno. En el inicio de la campaña de 1814, desde Irún pasó el Bidasoa en abril de 1814, pasando la frontera y entrando en Francia para auxiliar las tropas aliadas sitiadas en Bayona. El 12 de abril su guarnición salió de dicha plaza, logrando repeler los últimos ataques franceses, lo cual permitió que afianzaran su posición las tropas inglesas. Allí el 18 de abril se firmó un armisticio entre los mariscales Soult, Suchet y lord Wellington, como preámbulo de la futura paz. Tras este episodio volvió hasta la frontera, mandando el Tercer Ejército hasta su disolución el 14 de julio de 1814, siendo destinado a cuarteles de Castilla-La Mancha, con residencia en Madrid.
Su larga trayectoria durante la Guerra de Independencia española se tradujo en la obtención de numerosas condecoraciones, como las Cruces de distinción de la Batalla de Bailén, de Tamames, de Talavera, de Chiclana, y del Tercer Ejército. El lema de esta última refleja su trayectoria militar a lo largo de toda la Península Ibérica: “Vencedor desde el Estrecho al Pirineo”.
Con el Imperio de los Cien Días, de nuevo recobró protagonismo al ser nombrado el 30 de abril de 1815, 2.° general en jefe del Ejército de la Izquierda, y entró con él en Francia de nuevo, cargo que mantuvo hasta septiembre de 1815, pasando a Madrid.
Con la llegada de Fernando VII al Trono, inició una etapa de ostracismo, al no compartir las ideas absolutistas.
Durante estos años recibió una importante confirmación para su hacienda. El 3 de enero de 1818 el Consejo de Castilla dictó una Real Carta Ejecutoria que le otorgaba la sucesión en el marquesado de Jabalquinto, con la condición de la manutención vitalicia de su madre.
Con la llegada de los liberales al Gobierno durante el Trienio Liberal (1820-1823), pasó a tener una destacada actuación política y militar. Fue designado coronel del Primer Regimiento de Reales Guardias de infantería, el 22 de marzo de 1820, cargo que dejó al ser nombrado consejero de Estado, el 1 de mayo de 1820, formando parte de él como Grande de España, concedida a título personal ese mismo año.
El 21 de mayo de 1820, falleció su hermano Francisco, XI duque de Osuna. Sin embargo Anglona no tuvo opción a sucederlo en el ducado, al precederle en la sucesión sus herederos: sus sobrinos Pedro (futuro XII duque) y Mariano (futuro XIII duque). Sin embargo, su hijo Pedro Téllez Girón y Fernández Santillán sería quien continuara la línea sucesoria, siendo XIII duque de Osuna, tras el fallecimiento de su primo en 1882.
Con la entrada de los Cien Mil Hijos de San Luis, y el restablecimiento de Fernando VII como monarca absolutista, tuvo que exiliarse en 1823, sin poder regresar a España hasta el año 1831. Fernando VII siempre sintió un intenso odio hacia Anglona, por causa de su adhesión a los principios de la Constitución de 1812. Marcharía a Italia, donde estuvo varios años dedicado al estudio de las artes y la historia.
La mediación de su esposa y de su madre ante Fernando VII logró que pudiera regresar, fijándole el Monarca la residencia en Vitoria. El 25 de noviembre de 1833 fue nombrado capitán general de Granada.
Tuvo que contener a los partidarios carlistas. Su adhesión a la causa isabelina frente al pretendiente carlista, motivó que la regente María Cristina le restableciera en dicha Grandeza, el 28 de enero de 1834.
El 6 de abril de 1834 pasó a ser capitán general de Andalucía. A los pocos días, el 1 de mayo de 1834, se publicó en la ciudad de Sevilla, sede de la Capitanía, el Estatuto Real. Durante los meses posterioreslas divisiones en el seno de los liberales fueron intensas, adquiriendo gran protagonismo la Milicia urbana.
Tuvo que desplegar una constante lucha contra las partidas armadas y el bandolerismo en el ámbito rural.
En función del Estatuto Real, fue nombrado, el 18 de junio, miembro del Estamento de Próceres. Se dio apertura a las Cortes formadas por el Estamento de Próceres y Procuradores, el 24 de julio. Sin embargo, a causa del desempeño de su cargo de capitán general de Andalucía, no pudo asistir a la sesión inaugural ni a las siguientes sesiones. Aunque realizó juramento en Sevilla, de lo cual remitió certificación, no se le dio validez y tuvo que jurar en su primera presencia en la sesión de 30 de diciembre de 1834.
Un problema que tuvo que afrontar fue la falta de efectivos militares, ante el traspaso de tropas desde el sur hacia el Ejército del Norte, con motivo de la Guerra Carlista. El día 30 de agosto de 1835, la Milicia urbana acuartelada y armada, le solicitaría la reunión de Cortes Constituyentes y el restablecimiento de la Constitución de 1812. Ante su amenaza de ser considerada su acción de rebeldía, el levantamiento se reactivó y fue secundado por personalidades de la ciudad. Se formó una Junta de gobierno de notables, liderada por José Musso (gobernador civil), y por el marqués de la Concordia.
Una diputación de dicha Junta se entrevistó con él, la noche del 1 de septiembre, y lo obligó a dimitir; acordando que Sevilla se anexionaría al movimiento de demanda de la constitución de 1812 y entregaría la capitanía general al marqués de la Concordia.
Tuvo que salir de la ciudad disfrazado, temiendo por su vida. Volvería a Madrid, siendo aceptada su dimisión el 19 de septiembre de 1835, ocupando su asiento en el Estamento de Próceres.
Su madre fallecería el 5 de octubre de 1834, obteniendo la definitiva posesión civil y natural del marquesado de Jabalquinto y sus agregados, entre ellos una casa palacio en la calle Segovia, de Madrid.
Los sucesos de La Granja (1836) le afectaron y momentáneamente marchó a Francia. Tras la calma, pasó a ser gobernador de Cuba, desde el 7 de septiembre de 1839. Se embarcó de regreso el 5 de mayo de 1841, pero no volvió a España, sino que recaló en Francia, por tercera vez, residiendo en París. Durante su estancia realizó disposición testamentaria en la embajada española, el 2 de abril de 1843, en forma de declaratoria militar, modalidad que le permitía la legislación en base a su grado de teniente general.
En cuanto a su pensamiento político tuvo que ir virando desde posturas liberales más progresistas hasta otras más moderadas, llegando a ser un convencido liberal moderado, partidario de la Monarquía constitucional, de la “regularidad” y del “orden”. Esto quizás explique que regresara a finales del año 1843, agonizando ya la Regencia de Espartero, y que a partir del triunfo de los liberales moderados liderados por el general Narváez, en las elecciones de mayo de 1844, volviera a tener cargos políticos de relevancia, fue nombrado senador del Reino, como Grande de España que era, por Real Decreto de 15 de agosto, cargo que juró el 17 de diciembre de 1845.
Por Decreto fechado el 7 de marzo de 1846, le fue concedida la Gran Cruz de Carlos III, y nombrado caballero de la Orden de Carlos III, el 6 de mayo de 1846. El monarca francés le otorgó, durante su estancia en París, la Gran Cruz de la Legión de Honor.
Fue vicepresidente del Senado, durante cuatro legislaturas seguidas: 1847-1848, 1848-1849, 1849-1850 y 1850-1851. Durante las cuales fue siempre presidente su amigo y biógrafo, Manuel Pardo y Fernández- Pinedo, marqués de Miraflores.
En su carrera como senador fue miembro de numerosas comisiones, algunas de las cuales presidió. En la legislatura de 1835-1836, fue presidente de la comisión de reconocimiento de títulos y documentos de los próceres; en 1848 fue presidente de la comisión del Canal de San Fernando, y de la comisión de aprobación de un empréstito forzoso de 100 millones de reales.
Su dedicación a las artes le llevó a ser el segundo director del Museo del Prado, y al fallecer era el primer director de la Real Academia de Nobles Artes de San Fernando, y miembro honorario y de número de la Real Academia de la Historia. Falleció el 24 de enero de 1851 en su palacio de la calle Segovia (Madrid). 

viernes, 21 de octubre de 2011

Familia de Bernavela –Santisteban del Puerto 1.822-Navas de San Juan 1.898-, la hija pequeña de Gabriel Sagra Morante.



Completamos la estirpe de la hija pequeña de nuestro Gabriel Sagra Morante llamada Bernavela.
Bernavela se desposó con apenas 18 años en Santisteban del Puerto quedando viuda a los veinticinco años.
Siguiendo a su querida hermana Pascuala rehizo su vida con el hemano de su cuñado Juan (esposo de Pascuala) comenzando junto a sus dos hijos huérfanos Manuel y María una nueva vida en Las Navas de San Juan.
BERNAVELA SAGRA SALIDO fue la última hija de Gabriel Sagra Morante y su segunda esposa Juana Romualda Salido León. Nació en Santisteban del Puerto en 1.822.
Primeras nupcias en Santisteban del Puerto con:
JACINTO RUBIO de Santisteban del Puerto. Bernavela tenía 18 años cuando se desposo con Jacinto.
De este matrimonio nacieron dos hijos:
MANUEL RUBIO SAGRA, nacido en Santisteban del Puerto en 1.839.
MARÍA ANTONIA RUBIO SAGRA, nacida también en Santisteban del Puerto.
Tras una muerte prematura de Jacinto, Bernavela se casÓ en segundas nupcias con:
JUAN JOSE CARRASCO SILES natural y vecino de Navas de San Juan, hijo de Antonio Carrasco Mercado y Luisa Siles de Nicuesa. Vivieron en la antigua calle del Agua. Nacido en Las Navas de San Juan en 1.827 y fallecido también en 1.893.
De este matrimonio nacieron cuatro hijos:
ANTONIO CARRASCO SAGRA nacido en Las Navas de San Juan el 26/10/1851. Estuvo casado con Seberina Rodríguez Collado –matrimonio en 1.885-, hija de Juan Rodríguez Requena, nacida también en Las Navas de San Juan en 1.861.
LUISA CARRASCO SAGRA nacida en Las Navas de San Juan en 1.849. Estuvo casada con su primo hermano de doble vínculo Antonio Carrasco Sagra, Abogado en ejercicio que fue en el Partido de La Carolina, Jaén, nacido también en 1.845.
JUANA CARRASCO SAGRA, bautizada como Antonia Juana nació en Las Navas de San Juan en 1.855. Estuvo casada con Diego Carrasco Sánchez.
CRISTINA CARRASCO SAGRA, bautizada como MarÍa Josefa Cristina nació también en Las Navas de San Juan en 1.859. Estuvo casada con Mateo Maza Paredes hijo de Antonio Maza Siles y María Vicenta Paredes Mota.
----------------------------------------------------------------------
Iglesia de Navas de San Juan. Imagen derivada de Jaenpedia, usuario: Anamariap .

jueves, 6 de octubre de 2011

Píldoras antipalúdicas de Carrasco (Sagra)


Diario de Madrid “LA REPUBLICA”, edición del Miércoles, 23 de septiembre de 1.885, anuncio inserto:

DESCUBRIMIENTO
CONTRA LAS CALENTURAS
Lo son las Píldoras antipalúdicas de Carrasco, preparadas con arreglo a una Ley científica, a cuyo conocimiento ha tenido la suerte de llegar el autor. A este gran merito reúnen la ventaja de ser mucho mas económicas que todas sus similares conocida cobre las cuales tienen también una superioridad indiscutible en virtud terapéutica que resulta verdaderamente especifica para la curación radical de las fiebres intermitentes en todos sus periodos y manifestaciones, las perniciosas inclusive. Su acción es rigurosamente eficaz y matemática contra el miasma palúdico.

Caja grande 3 pesetas. Id pequeña 1.50 id.
Puntos de venta, En la farmacia del autor, Francisco Carrasco de la Sagra, establecida en Navas de San Juan (Jaén). Los señores medicos que le manden letra o sellos por valor de tres pesetas recibirán a vuelta de correo una caja de cada clase, en calidad de regalo la pequeña.
En Madrid en casa de D. Emilio G. de Salas, Hortaleza, 86. farmacia, y en la asociación matritense, Pretil de los Consejos 5.
En Barcelona D. Ramón Marques y Mata, Hospital 109, farmacia y la Sociedad Farmacéutica Española, Tallers, 22.
Además pueden vender las Pildoras antipalúdicas todos los farmacéuticos a quienes se hará un buen descuento proporcionado a la importancia del pedido.
El 10 por 100 del producto de la venta de estas píldoras lo destina el autor a engrosar las suscriciones abiertas contra Alemania.

Al hilo del Post ¿Iniciados Sagra? Y como partida en Carrasco y Sagra trascribimos literalmente este anuncio costeado en la prensa madrileña de la época por Francisco Carrasco y Sagra, nieto de nuestro Gabriel Sagra Morante, Santisteban del Puerto, Jaén, 1.782-1.853, y Juana Romualda Salido León.

martes, 27 de septiembre de 2011

Origen del Apellido...


Origen del Apellido

Retornamos al que fue y es uno de los objetivos de este Blog desde sus inicios: el origen del Apellido Sagra.
Es todavía un enígma para todos los interesados y un verdadero desafío rebuscar el camino del apellido, el origen, la posible corrupción fonética o gráfica
Por nuestra parte tenemos documentados los lugares donde encontramos apellidados Sagra que constan en el Mapa que publicamos en la sección “Los Lugares” (mapa que estamos pendientes de actualizar). También hemos esbozado alguna que otra pincelada, a través de varios Post, con no pocos indicios o pistas a los que seguir.
Hoy nos cabe citar la siguiente entrada del magíifico y necesario “Diccionario de historia medieval del Reino de Valencia” del que es autor el prestigioso Profesor José Hinojosa Montalvo, Catedrático de Historia Medieval de la Universidad de Alicante y publicado en 2002 por la Direcció General del Llibre, Arxius i Biblioteques de la Generalitat Valenciana.
Textualmente:

Sagra. Apellido que desde el Bajo Aragón paso a Valencia en el Siglo XV. Sus armas son: en campo de sinople una cigüeña de oro con una serpiente de plata en el pico.A partir de ahora en “Los Lugares y el tiempo de los Sagra”.

martes, 13 de septiembre de 2011

Gabriel González Sagra y Gabriel Álamo Sagra, nietos de Gabriel Sagra Morante


Los dos nietos, llamados Gabriel, de Gabriel Sagra Morante (Santisteban del Puerto, Jaén, 1.782-1.853, el abuelo de nuestro tatarabuelo), nietos también de su segunda esposa Juana Romualda Salido León:

Gabriel Gonzalez Sagra fue hijo de la primogénita (del referido matrimonio Gabriel Sagra Morante y su segunda esposa Juana Romualda) Antonia Sagra Salido y Matías González Cerón, ambos nacidos en Santisteban del Puerto en torno a 1.810. Gabriel González Sagra nació en 1.844 y nos consta vecino de Aldeahermosa de Montizón en 1.877. Hacia 1.884 lo encontramos en Santisteban del Puerto, domiciliado en la Calle Peña Gorda. Gabriel continúa en la tierra, propietario en la denominación de la época, agricultor en los bellos paisajes del término de Santisteban del Puerto.

Gabriel Álamo Sagra. Otro nieto Gabriel, concretamente el nacido del matrimonio de Horencia Sagra Salido (cuarta hija de Gabriel Sagra Morante) y Francisco Álamo Vela, los dos nacidos en Santisteban del Puerto en torno a 1.813. Gabriel Álamo Sagra nació en Santisteban del Puerto en 1.854.

viernes, 3 de junio de 2011

Gabriel Sagra en Pascuamayo


Que el hombre es trascendente es algo que está fuera de duda. La mayoría de las creencias religiosas y sobre todo los más elaborados sistemas filosóficos demuestran que mas allá del hombre materia y su psiquismo hay un algo inmaterial, superpuesto, que lo ilumina.
Previo o complementariamente a las creencias religiosas, nuestro referente vital es de naturaleza filosófica. En particular el gran Platón.
Con estas premisas, nuestras premisas, abordamos hoy dos cuestiones un poco mas profundas a las habituales en este blog pero que sin duda nos ayudan a comprender el porque del interés por nuestros antepasados y sus vivencias.
La primera cuestión es de plena actualidad: las celebraciones en torno a la Virgen del Collado –Fiesta de Pascuamayo- en la Villa histórica de Santisteban del Puerto (Jaén), solar histórico de nuestros antepasados apellidados Sagra, al menos desde el sigo XVI.
Mas halla del necesario asueto, el culto, las celebraciones… el centro de esta ancestral fiesta es la Mayordomía y el leit motiv de esta: la Caridad.
La Caridad en su mas puro y elevado significado se acerca a esas realidades eternas e inmutables que aceptamos como realidades absolutas. Esa idea platónica insertada en esa celebración tradicional eleva a los hombres y mujeres de Santisteban del Puerto a una de la mas altas formas de conocimiento, el conocimiento del bien.
Una segunda cuestión viene al hilo de lo anterior.
Esta también fuera de toda duda que nuestra sociedad actual se establece mas sobre lo material, pasional, emocional… es por ello que buscamos en el pasado sociedades mas puras o mas esenciales. Nosotros indagamos en nuestros antepasados para, en realidad, buscarnos a nosotros mismos.
Desde siglos el pensamiento y también la creencias han hondado sobre la inmortalidad del alma.
Refiriendo al alma como mente e intelecto, nosotros, hacemos una interpretación para explicar nuestra búsqueda, nuestro interés por, concretamente nuestros antepasados a partir de Gabriel Sagra Morante (de Santisteban del Puerto, nacido en 1.782 y fallecido en 1.854). Son muchas la coincidencias de nuestras vidas, incluidos la de los descendientes, que aun olvidadas en el consciente nos identifican al antepasado común y entre los descendientes. A lo largo de los post que dedicamos a estos familiares vemos que pasan los años e incluso los siglos y permanecen las vocaciones, las devociones, las aspiraciones, los rasgos, los principios rectores…Todo esto nos hace pensar que, en cierto modo, compartimos una misma alma, una misma iluminación.
Por todo ello cuando ahondamos en lo mas profundo de, este, el Abuelo de nuestro Tatarabuelo, Gabriel Sagra Morante o en sus descendientes buscamos respuestas a nuestras inquietudes actuales en sus vidas ancestrales, quizás mas armoniosas con la Tierra y quizás mas elevadas en espíritu.
El próximo Lunes de Pentecostés, cuando nazca una nueva Mayordomía otros Sagra seremos testigos y encarnaremos esa alma que ha albergado desde siglos esa realidad ab eterna de bondad: La Caridad.

miércoles, 18 de mayo de 2011

Sagra: Nobleza del Sur


Video insertado del Canal RevistaTodoJaen hosteado en Youtube.

Del Diario Jaén, en su edición digital diariojaen.es del Viernes, 13 de Mayo de 2011 15:59:
El presidente de la Diputación Provincial de Jaén, Moisés Muñoz, ha entregado hoy en el estand de la Administración Provincial en Expoliva 2011 un reconocimiento a cada una de las ocho empresas oleícolas cuyos aceites virgen extra fueron seleccionados para formar parte del distintivo de calidad 'Jaén Selección 2011' que impulsa la Diputación jiennense, un acto en el que ha estado acompañado por el secretario de Estado de Cooperación Territorial, Gaspar Zarrías, la vicepresidenta de Turismo, Desarrollo Local, Sostenibilidad, Cultura y Deportes, María Angustias Velasco, y el delegado de Agricultura en Jaén de la Junta de Andalucía, Roque Lara.
Francisco Vañó, por el aceite “Royal Temprano”, de Castillo de Canena Olive Juice, S.L.; Isidro Jesús Gavilán, por “Cortijo La Torre Premium”, de Aceites San Antonio S.L.U., de Jaén; José Vico, por “Fuenroble”, de Potosí 10 de Orcera; Gabriel José Alonso, por el aceite “Imperial Virgen de Zocueca Selección” de la cooperativa Virgen de Zocueca de Bailén.; Blas Melgarejo, por “Melgarejo Delicatessen”, de Aceites Campoliva S.L., de Pegalajar; María Dolores Sagra, por “Nobleza del Sur” de Aceites Castellar; José Gálvez, por “Oro Bailén Reserva Familiar” de Galgón 99 S.L., de Villanueva de la Reina, y Adolfo Sánchez, por “Oro de Génave” de Olivar de Segura SCA de Puente de Génave, han sido los encargados de recoger las placas conmemorativas en este acto en el que el presidente de la Corporación Provincial ha felicitado a los galardonados por su trabajo y por contribuir a que cada año se presenten aceites de mayor calidad. “Estáis engrandeciendo el nombre de Jaén al relacionarlo con la calidad de sus aceites”, ha subrayado Muñoz.
Los aceites con el distintivo de “Jaén Selección 2011”, que serán los que se utilicen en el Premio Internacional de Cocina con Aceite de Oliva Virgen Extra, “Jaén, paraíso interior”, también se promocionarán en las diversas ferias, a nivel nacional e internacional, en las que la Administración Provincial tenga presencia.../...

viernes, 29 de abril de 2011

Iglesia de Santa María la Mayor de Santisteban del Puerto



Como diría Napoleón en las Pirámides de Egipto: siglos os contemplan...
Siglos nos depara, ahí, como escondida, al amparo del Castillo de San Esteban. En el secreto de lo más genuino santistebeño.
Santa María es un templo singular en su historia y sorprendente en su estilo.
Desde las primeras trazas visigóticas (pila bautismal), pasando por los capiteles de las columnas interiores y pórtico principal románicos. Retablo plateresco, altares barrocos y renacentistas, Santa María es una mezcla armónica de estilos, tesoro románico en las Andalucias.
Además alberga en su interior, desde hace siglos, la Virgen del Collado que es patrona y eje de tradiciones atávicas en Santisteban del Puerto (La virgen del Collado y todo lo que la rodea, sin duda, merece un capitulo aparte que abordaremos en próximos posts).
Pero, para nosotros tiene un significado especial, un significado familiar:
La vida de nuestro Gabriel Sagra Morante (el abuelo de nuestro tatarabuelo) trascurrió a su abrigo, en su feligresía.
Allí vivió toda su vida, en su casa de la calle Farrabullana. Consta en uno de sus últimos documentos, allá por 1.854: “Casa de la Calle Farrabullana, linda a levante con otras de Sebastián López Armijo, al sur con los cantones de la Zarzuela al poniente casas de Ana Quesada y norte con la expresada calle”.
En la entonces parroquial de Santa María se bautizó el 14 de julio de 1.782 con el nombre de Gabriel (por su abuelo materno, Gabriel Leandro Morante), casó con su primera esposa Maria Fernández en 1.800 y con su segunda Juana Romualda en 1.808.
Allí se bautizaron sus hijos y salieron casadas sus hijas.
La antigua feligresía y collación de Santa Maria comprendía las calles de la Plaza, de Poblaciones, Puerta Nueva, Cárcel Vieja, Toledillo, Llana y la de Los Guzmanes.
Casi con la muerte del referido Gabriel Sagra Morante – en 1.854- acaba como parroquia la Iglesia de Santa María (hacia 1.860), quedando únicamente una Parroquia en la Villa: La Parroquia de San Esteban Protomártir.
En algún sitio, en algún documento descubrimos que se referían a que Santa Maria tenia su cementerio en la parte posterior del Templo (suponemos que hacia las faldas del cerro del Castillo de San Esteban). Precisamente fueron sus ultimas voluntades, en su últimos alientos que el Matrimonio de nuestro abuelos del Tatarabuelo: Gabriel Sagra Morante y Juana Romualda Salido León, en 1.852, piden textualmente: “…/…Lo primero encomendamos nras almas a Dios nuestro Sr. Rogándoles las lleve a su Santo reyno, y nuestro cuerpos hechos cadáver queremos sean sepultados en el cementerio de la Iga Parroql de Santa Maria de esta Villa con entierro de en medio oficio y misa de cuerpo presente t que se digan y celebren por nuestras respectivas almas…/…”
______________________________________
Fotografía de autor desconocido.

miércoles, 23 de marzo de 2011

Gabriel Sagra Cátedra (Aldeahermosa, 1.879), la alegría de Gabriel Sagra Fernandez


Y… finalizando la década de los setenta, después de ese funesto 1.875, la alegría de nuestro Gabriel Sagra Fernández, buen hombre de la Aldea Hermosa –Aldeahermosa de Montizón- nacido en Santisteban del Puerto en 1.828, siguió el designio histórico de estos Sagra. La descendencia en la familia. En su tierra de promisión que fue Aldeahermosa. En 1.879, rehecha su vida con Maria Dolores Cátedra, nació Gabriel Sagra Cátedra. Justo cien años después de que naciera su bisabuelo, labrador de la tierra, vecino de la Farrabullana -alma de Santisteban del Puerto- llamado también Gabriel Sagra Morante.
Las personas viven y permanecen en el recuerdo, en la familia, en el paisaje…

domingo, 6 de marzo de 2011

Gabriel Sagra Fernández, nacido en Santisteban del Puerto en 1.828, vecino de Aldeahermosa


La tierra, la labranza de la tierra, ha sido por generaciones la vida de los Sagra. La tierra y la familia. La tierra como forma de realizarse en la vida, arquetipo de una época. La familia como forma de perdurar en la misma tierra más allá de una propia vida. Para perpetuarse en los hijos, en los nietos. Por las generaciones. Unas veces en la dicha y otras en la desdicha.
La de Gabriel Sagra Fernández (nacido en Santisteban del Puerto en 1.828 y rehecho en Aldeahermosa de Montizón (Jaén) en sus primeros 47 años fue de abatimiento.
Gabriel Sagra Fernández era el nieto de nuestro Gabriel Sagra Morante (Santisteban del Puerto 1.782-1.854) e hijo de su primogénito Juan Tadeo Sagra Fernández (Santisteban del Puerto 1.802).
Abatimiento, primero, por se hijo único del matrimonio de Juan Tadeo y su malograda esposa Lorenza Fernández.
Así, Gabriel siguiendo la estela de su padre, Juan Tadeo, se traslado a Aldeahermosa para continuar su parcela vital ancestral de los Sagra. Tierra calma, Trigo, cebada, viñas, olivar…
Todo un hombre de provecho. Letrado para la época, sabía leer y escribir. Gozaba de un cierto prestigio en la Población de Montizón y fue nombrado Juez Municipal.
Y, abatimiento también por los funestos designios familiares. De su matrimonio con Maria Olivares Higueras (nacida en Chiclana, ahora Cliclana de Segura, en 1.830) nacieron tres hijos que murieron todos, el primero impúber y los restantes (llamados Tadeo y Lorenza) ya en plena juventud.
La vida continúo. Con sus hermanos de padre: Luis, Maria Josefa y Adriana Sagra Higueras. Junto a su esposa Maria Olivares en su casa de la Calle Nueva (nombre de la época) en su Aldea Hermosa, en Montizón.
¿Lo que le deparo la vida, después?. Otra pequeña historia que, quiza, iremos describiendo.

lunes, 14 de febrero de 2011

Los Lugares


Los lugares son lo que queda. Las personas pasan, los lugares permanecen. Permanece el regusto, la fisonomía, el eco. Calle Farrabullana escenario de días y noches. Arrabal y repoblación del Sant Isteban. Espacio de ilusiones y sacrificios. Anhelo de dicha y de permanencia en el tiempo a través de los hijos, de los nietos…Evocación y recuerdo de Gabriel Sagra Morante y Juana Romualda Salido León, los queridos abuelos de nuestro tatarabuelo que en los albores del siglo XIX iniciaron una descendencia marcada por el sacrificio de la tierra y la esperanza de la prosperidad. Una huella que permanece intacta –aun- mas allá de esos lugares, en el horizonte de Oretania.

sábado, 12 de febrero de 2011

Tadeo Sagra, 1.852. Labrador vecino de Aldeahermosa


Seguimos en la querida población de Aldeahermosa, Montizón –provincia de Jaén.
Decíamos en el anterior Post dedicado a Aldeahermosa que aquí enraizó una estirpe de los Sagra.
Traemos detalles, episodios… en definitiva retales de una vida.
En este caso es Tadeo Sagra y su esposa María Higueras. El episodio es un Instrumento Público de Obligación ante el Escribano, que fue, de la Villa de Castellar (entonces Castellar de Santisteban o Castellar) Don Luis del Álamo Ruiz firmado el 11 de Enero de 1.852 en la Población de Montizón (en los documentos de la época la refieren así, la Población de Montizón o las Poblaciones de Montizón).
Esta Escritura nos define un poco la vida de los Sagra de la época de Santisteban del Puerto y de Aldeahermosa. El cultivo de la tierra, la casa, la familia…
Tadeo Sagra vecino de Aldeahermosa tenía varias cuentas pendientes con Don Joaquín López vecino de Santisteban del Puerto en concepto de haberle suministrado, este ultimo, determinadas fanegas de grano para su sementera. Cebada, Trigo claro, Trigo candeal. También le había dado dinero para “gastos de su casa y familia”.
El total ascendía a 2.661 Maravedíes y mediante el acto se hacia un reconocimiento explicito de la deuda adquirida y la forma de devolución, elevando la Obligación a Escritura publica.
Nuevamente el detallado de la garantía hipotecaria de la Obligación nos da información precisa de la ubicación de la casa familiar de Tadeo Sagra y Maria Higueras en Aldeahermosa.
Así, los bienes hipotecados son los siguientes:
- Un quiñon en el sitio de Los Quiñones con aprovechamientos de viña y olivar.
- Tierra calma en el sitio de Los Llanos.
- Una Casa en Aldeahermosa sita en la Calle Real. Linda al levante con otra de Vicente López y al poniente con otra de Juan Oltra.

jueves, 3 de febrero de 2011

Aldeahermosa

Incluimos Aldeahermosa como uno de los Lugares preeminentes del Apellido Sagra.
Resumiendo, Aldeahermosa, jurídicamente, hoy, es un núcleo de población englobado en el Ayuntamiento de Montizon, en el noreste de la actual provincia de Jaén en Andalucía.
Entre las Loma de Chiclana, el Campo de Montiel y la frondosa dehesa mediterránea de Sierra Morena, Montizon son tres pueblos: Montizón en el centro geográfico, cabeza del municipio, Aldeahermosa a unos 3 kilómetros al suroeste y Venta de los Santos a 4 kilómetros al noroeste. Los tres enclavados en la antigua e importante vía que unía Castilla y Aragón con las Andalucias (Ver post “Camino de Andalucía” http://gabrielsagra.blogspot.com/2010/04/camino-de-andalucia.html)
A medio caballo entre el Campo de Montiel (Encomienda de la Orden de Santiago incluida) y el Condado jiennense de Santisteban del Puerto no fue hasta 1.767 cuando a las luces de la Ilustración es fundada Aldeahermosa.
La traza es la típica de las Nuevas Poblaciones carolinas. Calles perfectamente paralelas y perpendiculares entre si. En el centro su Iglesia. Roturaciones de tierras próximas rectangulares y de iguales cabidas etc.…
Una de mis primeras hipótesis acerca del apellido Sagra venia de hay precisamente, de si había venido con los Colonos alemanes. Algún Sagra de Santisteban del Puerto me lo había referido en alguna conversación. Por supuesto yo ya tenia documentados al menos dos apellidados Sagra muy anteriores a ese año de 1.767 (en 1.580) no obstante coteje listados y nominas de los colonos traídos por Don Pablo de Olavide a poblar las Nuevas Poblaciones de Montizon y por ningún lado encontré el apellido. Ni rastro. Incluso consulte con el gran investigador de las Nuevas Poblaciones (entre otros temas) Don Carlos Sánchez-Batalla, (q.e.p.d.) y me reafirmo en mis conclusiones.
A pesar de ello expongo dos indicios que quizás pudieran o pueden hacer dudar de lo anterior.
Primero. Sabemos que Olavide tuvo enormes problemas con los colonos centroeuropeos en la supervivencia de las Nuevas Poblaciones de Montizón. No sabían nada de agricultura, no se acomodaban al clima, los desmontes eran complicadísimos… para paliar esto y como solución se trajo colonos españoles, fundamentalmente de Cataluña y el Levante. Pues bien, del Levante, de la Villa de Sagra (hoy en la Provincia de Alicante) vinieron los apellidados Perelló.
Segundo. Alemanes hay hoy con el apellido SAGRÃ.
Como epilogo al presente post decir que un hijo del Abuelo de nuestro tatarabuelo -Gabriel Sagra Morante- se estableció en Aldeahermosa, probablemente hacia 1.830. Este Sagra es el comienzo de otra estirpe, "aldeana", de la que traeremos nuevos referentes.
-----------------------------------------
En la imagen el Asistente de Sevilla, Intendente de Andalucía y de las Nuevas Poblaciones Don Pablo de Olavide, un personaje en plena vigencia.